fbpx

Admítelo: estás hasta arriba. Miras tu agenda y piensas que esta semana estás a tope, pero que la que viene o la otra tendrás más tiempo disponible y podrás asumir alguna tarea extra. Sin embargo, eso nunca sucede, te sigues sobrecargando de tareas. Y está la constante necesidad de generar contenidos para tu blog y tus redes. ¿Te vendrían bien unos consejos de escritura productiva para mejorar tus resultados?

3 consejos de escritura productiva

Por qué la escritura productiva es la solución

Soy madre y emprendedora, y muchas de mis amigas y clientas también lo son. A pesar de que a veces nos cargamos con una cantidad increíble de tareas, aprendemos a ser organizadas y a equilibrar el tiempo que dedicamos a cada tarea. ¿Y por qué se nos atasca la escritura?

Creo que, en la mayoría de los casos, no necesitas más tiempo para escribir: necesitas aprovechar mejor ese tiempo para que te cunda más. No solo porque invadir todo tu tiempo personal con tareas no es en absoluto una solución; sobre todo es que, si notas que el tiempo invertido realmente te proporciona resultados, te sentirás más motivada para seguir trabajando en tus contenidos. Y yo creo que el buen marketing se apoya siempre en una buena estrategia de contenidos.

Por eso, hoy voy a proporcionarte tres consejos de escritura productiva muy sencillos de implementar.

1. Planifica antes de escribir

Cuando nos enseñaron a redactar en el colegio, no nos hablaron de la planificación, casi siempre debíamos improvisar los textos de principio a fin. Todo: redacciones, ejercicios, exámenes… lo hacíamos de esta manera. Y cuando nos ha tocado escribir ya en nuestra vida adulta, simplemente repetimos el sistema que hemos aprendido.

Si, cuando tienes que escribir un texto, comienzas con una página en blanco y empiezas a dejar tu pensamiento fluir, a anotar simplemente lo que se te ocurra, no te estás haciendo ningún favor a ti ni a tus lectores. Tus textos seguramente no tengan un hilo conductor lo bastante fuerte, ni conseguirán el impacto que tú deseas.

Mi consejo es sencillo: antes de comenzar a escribir, crea un plan simple. Los planes te ayudan a tener claros tus objetivos, qué pasos tienes que dar para conseguirlos, qué tienes que investigar, dónde quieres profundizar. 

Si planificas tus posts:

  • En el momento de escribir, sabrás qué ideas debes desarrollar y en qué orden.
  • Desaparecerán esos momentos mirando al infinito pensando qué frase escribir a continuación.
  • Tendrás que modificar muchas menos cosas cuando releas tu post para corregirlo antes de publicar.
  • Tus sesiones de escritura podrán ser más breves si lo necesitas (por ejemplo, si, como yo, tienes hijos pequeños).

2. No investigues más de lo conveniente

¿Cuánto tiempo dedicas a investigar para cada post? Esta es una pregunta que planteo muy a menudo a mis clientas. Y con frecuencia, mi conclusión es que invierten demasiado en esta tarea.

Una cosa es mantenerte actualizada: esto es importante y necesario. Yo tengo por costumbre dedicar entre treinta minutos y dos horas diarias a formarme, y parte de este tiempo lo dedico a leer sobre mi propio nicho, a aprender o profundizar en temas que pueden ser de utilidad a mis clientas.

Pero normalmente investigamos en exceso no para reciclar nuestros conocimientos, sino porque nos sentimos inseguras. Creemos que no tenemos lo suficiente que aportar, y por eso buscamos información. De hecho, buscamos tanta que podríamos crear todo un curso sobre el tema de cada uno de nuestros posts. Y la realidad es que, a la hora de la verdad, solo una mínima parte de esa información que hemos buscado acaba realmente en nuestros textos. Esto supone una pérdida increíble de tiempo, justo lo que no nos sobra en absoluto.

La investigación para un post tendría que ser algo muy breve. Ten en cuenta que escribes para alguien que sabe mucho menos que tú acerca de tu tema (si supiera lo mismo que tú, no tendría interés en leerte, ¿no crees?), así que la mayoría de los posts deberías ser capaz de escribirlos sin apenas investigación: tal vez comprobar algún dato o contrastar alguna información. ¡Eso es todo!

3. No corrijas mientras escribes

¿Sabías que la tercera tecla más utilizada en los teclados de nuestros ordenadores es la tecla «Suprimir»? Perdemos un tiempo valiosísimo revisando mientras escribimos. Esto es una mala idea, porque corregir es una tarea analítica que interrumpe la escritura (tarea creativa) y la obstaculiza. Avanzas menos, pierdes el flujo creativo y ni siquiera así queda un texto decente: corregir mientras escribes no te evita la revisión posterior, porque sigue habiendo errores.

Si necesitas ayuda para romper con este hábito que solemos tener tan instaurado, puedes echar un vistazo a este artículo donde encontrarás algunos consejos para evitar corregir mientras escribes.

¿Te han ayudado estos tres consejos? Aquí tienes más

Con estos tres trucos de escritura productiva lograrás sacarles todo el jugo a tus sesiones de escritura, para crear más y mejores textos. ¿Te han servido? ¿Quieres más? Ahora mismo puedes acceder a mi curso de escritura productiva «Blogueras desestresadas» con un 44 % de descuento.

 

Escribe a diario. Sin excusas.

Descarga mi ebook de regalo y empieza a producir contenidos todos los días.

EBOOK GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies