fbpx

«Los blogs están pasados de moda», dicen algunos. La verdad es que han quedado atrás aquellos tiempos en que para considerarte bloguera tenías que escribir todos o casi todos los días. Recuerdo el día que Google decidió cerrar Google Reader como una de esas microtragedias personales que nos suceden cuando desaparece una herramienta que amamos, y la verdad es que no ha pasado nada de nada. La gente ya no visita a diario sus blogs favoritos para comprobar si han publicado algo nuevo. Nuestra forma de producir y de consumir contenidos ha cambiado de forma radical. Entonces, ¿merece la pena el esfuerzo de tener un blog? Yo creo que sí, sigue siendo imprescindible que lo tengas. Hoy te cuento 8 buenos motivos para escribir un blog.

motivos para escribir un blog

1. Contenido de verdad

Espero que a estas alturas no estés pensando que puedes emprender sin generar contenido. Rectifico: no quiero decir que no puedas, sino que no debes. ¿En qué debe basarse tu cliente para confiar en ti? ¿Cómo puede comprobar que realmente sabes de qué hablas? Si no compartes con tu público parte de tu conocimiento, es difícil que confíe en ti. No sabe si le estás vendiendo humo.

Sin embargo, el contenido de las redes sociales, aunque llega directamente a tus seguidores, es efímero. Puede pasar inadvertido entre tantos estímulos. Mañana ya nadie lo verá, con el esfuerzo que te ha supuesto generar ese contenido y darle forma. Un artículo de tu blog se queda ahí, permanece en el tiempo, y puedes compartirlo con frecuencia para que nunca caiga en el olvido.

2. Escribir un blog es barato

Frente a la inversión que te puede suponer comprar publicidad en redes con frecuencia, un blog es una inversión barata: solo necesitas pagar un hosting y un dominio. En Induscomp, la empresa a la que yo contrato este servicio, tienes una atención excelente 24 horas, resolución de problemas y WordPress con plugins de pago por un pago anual de menos de 50 euros.

3. Aumenta tu confiabilidad

Escribir un blog ayuda a posicionarte como autoridad en tu materia. Es sencillo, ¿no? Cuando alguien llega a tu blog, puede comprobar que tienes muchos artículos escritos sobre un tema que suponemos que le interesa (si no, no estaría allí). Por lo tanto, deduce que seguramente tú sabes mucho sobre el tema y que tu opinión tiene mucho valor.

4. Aumenta tu visibilidad

No solo es que tus textos permanezcan en el tiempo (a diferencia de las redes sociales), es que tanto tú como todas las personas que lleguen a tu texto y lo consideren útil podéis compartirlo una y otra vez, multiplicando su visibilidad. A mí con mucha frecuencia que veo que alguien menciona un artículo mío escrito hace años.

5. Google adora los blogs

En redes creas comunidad y puede que ellos te compren alguna vez, la persona que quiere comprar y no sabe dónde encontrarlo busca en Google. Todo ese contenido que publicas en redes no sale en Google, de cara a su robot no sirve para absolutamente nada. Por suerte, a Google le gustan los (buenos) blogs.

6. Mejora tu comunicación escrita

El esfuerzo que hagas cada día para redactar buenos contenidos para tu blog muy pronto se verá recompensado. La escritura es una habilidad que mejora muchísimo sin hacer nada más que practicar. Por supuesto que también escribes para publicar en redes sociales, pero tendrás que admitir que en el caso de tus redes eres consciente de que todo va muy rápido, y no planificas tanto ni pones tanto cuidado para que esté perfecto. Como tu blog (ya lo he dicho) permanece en el tiempo, te empleas a fondo y mejoras mucho más. Si quieres algún consejo extra para redactar en tu blog, te dejo un breve artículo mío donde encontrarás tres.

7. Desarrolla tu estilo propio, eso que te hace inconfundible

Tu marca se diferencia de las demás gracias a esos pequeños detalles. La identidad verbal forma también parte del branding, y con las publicaciones de tu blog enseñas a tu público a reconocer tu voz, tu estilo. ¿No te gustaría que solo con leerte ya supieran que eres tú?

8. Un blog te obliga a investigar y te mantiene actualizada

Sí, publicas acerca de lo que sabes, pero para escribir un buen blog siempre buscas enlaces, recursos, información nueva que ofrecer a tus lectores. No hay nada como tener que generar contenidos de forma constante para obligarte a seguir estudiando para dar siempre lo mejor de ti.

¿Quieres saber más?

Este artículo surgió a raíz de una pregunta en uno de mis grupos gratuitos. Si te apetece que charlemos sobre este tema o cualquier otro relacionado con la escritura, te invito a unirte a mi grupo de Telegram. ¡Nos vemos allí!

Escribe a diario. Sin excusas.

Descarga mi ebook de regalo y empieza a producir contenidos todos los días.

EBOOK GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies