fbpx

Blog vs. redes sociales: ¿realmente merece la pena?

Algunas personas centran la estrategia de contenidos para su marca en las redes sociales. Al fin y al cabo, allí es donde hay vida, movimiento… ¿realmente merece la pena el esfuerzo extra de mantener un blog? Es el eterno debate: blog vs. redes sociales. En este post, te descubro las ventajas que tienen los blog que no pueden aportarte las redes.

Blog vs. redes sociales

Tu blog te proporciona atención plena

En redes estás compitiendo con miles de personas. Cuando los algoritmos tienen a bien mostrar tus publicaciones a uno de tus seguidores, este puede ver a su vez las de otras muchas personas. ¿Qué podrá más, tu post curradísimo o el último vídeo de gatitos?

Sin embargo, cuando entran en tu blog tienes toda su atención. Todo lo que ven son tus contenidos. Los enlaces los has puesto tú misma, para dirigirlos adonde tú quieres. Tú tienes el control.

Tu blog te posiciona en Google

Te matas creando contenido de valor para tus redes sociales. Pasadas unas semanas, ¿quién se acuerda de ese post tan maravilloso que publicaste en Facebook, en Instagram o en LinkedIn? Basar tu estrategia de contenidos en un medio pasajero como son las redes sociales, con su visibilidad fútil y sus algoritmos, es como publicitarte con un megáfono en medio de la calle: te escuchan solo los que están aquí y ahora.

Las redes sociales no posicionan en Google (salvo Pinterest, pero es que, estrictamente hablando, Pinterest no es una red social sino un buscador). Eso quiere decir que tus publicaciones en redes tienen una vida muy corta, y al final del camino está la Nada. Que sí, que todo queda en tu perfil… ¿realmente crees que alguien se dedica a revisar tu perfil o tu fanpage a ver qué publicaste hace 3 meses? Si algo te sucede y pasas algunas semanas sin publicar en redes, ¿se acordarán de ti?

Sin embargo, tu blog sí posiciona en Google (y en Pinterest, que a su vez posiciona en Google). Yo tengo cada día cientos de visitas a posts que escribí hace más de seis meses, gracias a estos buscadores.

Tu blog es un almacén, pero que mantiene vivos todos tus contenidos

Te decía antes que nadie se dedica a revisar tu perfil o tu página en redes sociales. Pero en un blog es diferente: en un blog sí revisamos qué otras cosas hay publicadas. Si tu blog está lleno de buenos artículos, inmediatamente causarás la impresión de saber mucho sobre esos temas. ¡Es como presentarte a una entrevista de trabajo cargada de buenas referencias!

En tu blog todo queda almacenado pero visible. Si, además, utilizar un plugin para ofrecer contenidos relacionados al final de tu post, siempre tendrás nuevas visitas a lo que publicaste hace meses.

Tu blog te proporciona prestigio y credibilidad

La verdad es que para compartir contenido en tus redes sociales no necesitas más que eso: una cuenta en redes sociales. ¡Hay cientos, miles de cuñaos compartiendo información falsa, inexacta o errónea! No es que tener un blog sea un certificado de que tus contenidos sí son verdaderos, pero sí que consideramos que tienen un valor añadido. Al fin y al cabo, si has contratado un hosting y un dominio, si has diseñado una web y publicas cada cierto tiempo contenidos sobre un tema, será por algo, ¿no?

Tu blog es más legible y no limita tus textos

Algunas redes tienen límite de caracteres. Otras no lo tienen, pero no importa: no podemos maquetar nuestros posts, poner una simple negrita o una cursiva, no podemos poner títulos y subtítulos, no podemos intercalar imágenes para hacer la lectura más llevadera. En redes sociales no puedes sacar tus mejores armas para mostrar todo lo que sabes porque si aportas demasiado, dejarán de leer.

En tu blog tú mandas. Puedes experimentar todo lo que quieras, puedes jugar con el diseño… tus posts, sean largos o cortos, se leerán mucho mejor

Tu blog apoya tus campañas de ventas, incluso las evergreen

Cuando estás promocionando un producto o un servicio, te viene genial el aporte extra de valor que tiene compartir tus publicaciones en el blog relacionadas con ese tema. Es como decir: «¡Eh, que yo de esto sé mucho! Mira lo mucho que he publicado sobre el tema!».

Pero en lo que más te beneficia es en la promoción de productos o servicios evergreen o perennes, es decir, que siempre están disponibles. Como tus posts están siempre ahí (en los posts relacionados al final de tu último post, en Google, en Pinterest), siempre pueden ser leídos y, con ellos, el enlace a la página de tu producto o servicio.

¿Realmente son incompatibles?

En este post he compartido contigo algunos de los motivos por los que tu blog merece la pena, ciertos beneficios que las redes no pueden ofrecerte. Pero quizás el mayor beneficio de todos es que no tienes que elegir o que sumar. Para tener un blog actualizado sin dejar de publicar en redes no tienes que duplicar el tiempo invertido en la creación de tus contenidos: solo tienes que administrar bien ese tiempo. ¿Cómo? Implementando un sistema de creación de contenidos que sea práctico a la vez que flexible, como el que pongo a tu disposición en mi programa de productividad para que mantengas tu blog profesional sin agobios: Blogueras desestresadas.

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

En esta guía, encontrarás mis 7 trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. ¡Déjame tu correo y te la mando!

Comparte este post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Otros posts similares:

4 consejos sencillos para escribir más
4 consejos sencillos para escribir más
¿Te gustaría escribir más pero no hay manera de sacar el tiempo que necesitas? Si te sientes identificada, debes saber que el tuyo es un problema muy habitual. Por suerte, es posible encontrar trucos para ser más productiva. Aquí van cuatro consejos para que puedas estar satisfecha y escribir mucho…
Sigue leyendo
Cómo poner un buen título para tus posts
Cómo poner un buen título para tus posts
El título que eliges para tus posts puede marcar la diferencia entre que tu post sea leído o que caiga en el olvido antes de nacer. Un buen título despierta la curiosidad e interesa a tu audiencia… pero ¡cuidado! un mal título puede lograr que se reduzca drásticamente el número…
Sigue leyendo

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

En esta guía, encontrarás mis siete trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. 

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

Guía para escribir más en menos tiempo