fbpx

¿Alguna vez sientes miedos e inseguridades a la hora de escribir? A raíz de mi artículo de la semana pasada, una persona me mandó varios mensajes privados en los que se quejaba de que el concepto «síndrome de la impostora» parecía haberse puesto de moda, porque ahora todo el mundo lo está aplicando a áreas de lo más diversas, y me reprochaba estar usando este concepto para hablar en realidad del viejo bloqueo de escritora o miedo a la página en blanco. En realidad, aunque ambos tienen cosas en común, son dos fenómenos diferentes. En este artículo te explico las diferencias entre ambos fenómenos, cómo ponerles solución y cómo prevenirlos.

¿Bloqueo de escritora o síndrome de la impostora?

Cómo distinguir un bloqueo de escritora del síndrome de la impostora

Ambos problemas pueden parecer muy semejantes en la superficie, lo admito, pero no son lo mismo en absoluto.

El bloqueo de escritor o miedo a la página en blanco consiste en no encontrar algo acerca de lo que escribir, y puede ser algo puntual o intermitente, que aparece de vez en cuando. El síndrome de la impostora, por su parte, normalmente es algo contra lo que luchas durante gran parte de tu vida y que te hace preguntarte si merece la pena escribir.

 

El bloqueo de escritora

Se trata de una situación muy común. Generalmente se considera que es una reacción de estrés que paraliza nuestra capacidad de tener una idea que nos motive para escribir o de convertirla en palabras. Podría tratarse, según Elisabeth Whalen, de un conflicto entre el lado derecho y el lado izquierdo de nuestro cerebro.

Cómo solucionarlo

  • Aceptación: asume el hecho de que los bloqueos forman parte de la vida de una escritora. Todo el que escribe vive esta experiencia antes o después, en mayor o en menor grado, y cuando menos lo esperas. Hay que tomárselo con humor. ¡No es ningún cataclismo!
  • Expectativas adecuadas: a menudo un bloqueo se debe a que tenemos expectativas poco realistas. Piensas que puedes escribir el documento perfecto a la primera.
  • Date permiso para ser imperfecta. Convéncete de que estás escribiendo solo un primer borrador, y todo lo que no funcione podrás mejorarlo más tarde.
  • Divide la tarea en otras más pequeñas. Así el trabajo te parecerá algo más fácil de asumir. No es lo mismo tener que escribir una novela que una sola escena; no es lo mismo tener que escribir un artículo clave para tu blog que solo la introducción.
  • Deja de lado lo que te bloquea. No hay necesidad de que comiences por el principio y sigas avanzando en secuencia. Deja la parte que te cuesta para más tarde, empieza por una que te resulte más sencilla.
  • Reconoce tus propios logros, por pequeños que sean, y prémiate por ellos. ¿Apuntas cada día lo que escribes en tu diario de escritura? Repásalo y sorpréndete al comprobar que, en realidad, sí que produces bastante cantidad de texto cada día.
  • Mejora tus condiciones de escritura. ¿Tienes una buena rutina? ¿Puedes mejorar algo?
  • Escribe sin más. Un bloqueo se vence escribiendo. Si lo dejas ahí, puede acabar enquistándose y finalmente se convierte en síndrome de la impostora (¡una vez yo tuve un bloqueo creativo, postergué solucionarlo, y se tradujo en cuatro años y medio sin escribir ficción!). Si de verdad no se te ocurre un tema, escribe sobre lo que está pasando, escribe sobre tu bloqueo, escribe sobre cómo te gustaría que fuese tu sesión de escritura, escribe explicando por qué quieres escribir.

 Síndrome de la impostora

El síndrome de la impostora al escribir es algo delicado, ya que puede llegar a convertirse en toda una crisis existencial. Puede manifestarse a través de diferentes síntomas, como los que detallé en este artículo. Existe la posibilidad de que lo que empieza como un simple bloqueo, si no le pones la solución oportuna a tiempo, acabe convirtiéndose en el síndrome de la impostora, que es mucho más peligroso. En todo caso, si crees que esta condición está afectando a tu escritura, también tengo algunos consejos para ti:

Cómo solucionarlo

  • Escribe para tus amigos: piensa en alguien de tu entorno que te quiera y a quien realmente le interese saber en qué estás trabajando. Escribe como si hablaras con esa persona. Si estás muy bloqueada, prueba incluso a escribirlo en formato carta, incluyendo el «Querida Laura» (o el nombre que corresponda). Luego, solo tienes que revisarlo y convertirlo en un texto para publicar. Revisar es más sencillo que escribir.
  • Haz mapas mentales: esta herramienta te permite sortear con más facilidad las críticas del lado izquierdo de tu cerebro (el analítico y crítico) y conectar con tu lado derecho (el creativo). ¡Ojo! No uses una aplicación o programa, haz tu mapa mental a mano, dibujándolo en un folio apaisado.
  • Tómate un descanso. Si ninguna de las anteriores opciones te funciona, apaga el ordenador y ve a dar un paseo. Escucha música. Ríete, especialmente si es de ti misma. Olvídate de la escritura solo por hoy, para mañana volver con más energía.

Más vale prevenir que curar

Cualquiera que haya pasado por un bloqueo de escritor o luche con frecuencia contra la sensación de ser un fraude te dirá que no desea experimentarlo más. Aquí van algunas ideas más para adelantarte al bloqueo y evitar que te ataque:

  • Anticípate: comienza a preparar tus textos con la máxima antelación posible. A veces los bloqueos tienen su origen en el estrés, trabaja con tiempo y evítate malos ratos.
  • Alimenta tu interés por la escritura. Lee sobre escritura (en este blog tienes muchos contenidos para empezar).
  • Aprovecha trabajo anterior. A veces te cuesta crear contenido nuevo, ¿qué tal si revisas tu trabajo antiguo y ves si puedes mejorarlo o aportar un nuevo y actualizado punto de vista? Incluso puede que por el camino se te ocurra alguna buena idea.
  • Apóyate en un grupo. Cuando te unes a otras personas con los mismos intereses que tú, las dificultades se hacen más llevaderas, tienes más oportunidades de recibir buenos consejos que te ayuden a avanzar y tu compromiso con la escritura será más firme. ¿Quieres unirte a mi grupo de escritura?

Que a tus posts no les falte nada

Descarga una lista con todos los elementos clave para lograr que tus posts enamoren a tus lectores y a Google, y accede también a una clase gratuita.

LISTA
+
CLASE
GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descarga una checklist con los diez elementos clave y accede también a una clase gratuita.

Que a tus posts
no les falte nada