fbpx

El despertar de la señorita Prim

He decidido que de vez en cuando voy a dejaros por aquí una breve reseña de alguno de los libros que leo, por si os resultan útiles. Voy a empezar con este libro que terminé hace unos días: El despertar de la señorita Prim, por Natalia Sanmartín Fenollera.

Mi valoración: ⭐⭐⭐⭐

 

De qué trata

La trama es muy sencilla: Prudencia Prim llega a San Ireneo de Arlois, un pueblecito encantador cuyos habitantes parecen salidos de una película de Capra, pues todos han decidido por un motivo u otro abandonar conscientemente el mundanal ruido y aislarse en ese pequeño paraíso perdido. Lo que ha traído a la señorita Prim a San Ireneo ha sido un anuncio bastante intrigante: «Se busca espíritu femenino en absoluto subyugado por el mundo. Capaz de ejercer de bibliotecaria para un caballero y sus libros. Con facilidad para convivir con perros y niños. Mejor sin experiencia laboral. Abstenerse tituladas superiores y posgraduadas». Y a pesar de ser una mujer hipertitulada, Prudencia Prim se ha dejado seducir por dicha oferta de trabajo. Poco a poco, la bibliotecaria ira sintiendo cada vez mayor fascinación hacia la anárquica vida de San Ireneo.

Qué me ha parecido

Se trata de una novelita breve y sencilla, quizá un poco previsible en su desarrollo, pero en realidad aquí más que la historia lo que importa es la belleza, esa belleza que fascina a Prudencia Prim. Un pueblo en el que parece haberse detenido el tiempo, y un elenco de personajes absolutamente excéntricos pero cada uno a su modo, formando un collage humano de lo más variopinto. En su aparente sencillez se esconden reflexiones muy profundas, un estudio detalladísimo de los personajes principales y un léxico que sorprende por su extraordinaria riqueza. Una historia sobre delicadeza, amabilidad, orgullo y prejuicios, y la búsqueda del conocimiento y la belleza.

Me ha gustado bastante. Recomendado para amantes del cine de Frank Capra. Ideal para leer en días grises.

Lecturas prohibidas

Me encanta hablar con lectores. De lo que están leyendo ahora, de lo que leyeron en el pasado, de lo que les gustaría leer algún día pero nunca hallan el momento, del tipo de autores que les gustaría descubrir, de las emociones que les despertó cierto libro concreto. Y uno de mis temas de conversación favoritos son aquellos libros que fueron mis lecturas prohibidas.

(más…)

Los derechos del lector

Los fanáticos de la lectura, y me cuento entre ellos, estamos acostumbrados a respetar e idolatrar al libro como una especie de objeto sagrado.

Te voy a poner un ejemplo, que para mí es muy revelador. Fíjate que en los últimos años he hecho varias mudanzas, demasiadas (empiezo a estar demasiado cansada de tanto cambiar de casa). Eso me ha servido para volverme más pragmática y restarle valor sentimental a muchísimos objetos: me he desprendido de decenas de bolsas de ropa y de un montón de cachivaches que no utilizaba y solo guardaba por si acaso. Sin embargo, pese habérmelo propuesto, solo conseguí descartar tres cajas de libros en la penúltima mudanza, que doné a la biblioteca municipal. Y me vine a mi piso actual cargada con cuarenta y ocho cajas de libros, la mayoría de los cuales hace años que no leo, pero que significan un mundo para mí y considero parte de lo que soy.

Hasta tal punto idolatramos a veces los libros, que en 1992 Daniel Pennac esbozó en su obra Como una novela una decena de «derechos del lector» para defendernos del radicalismo de los ultrarradicales de lo que, al fin y al cabo, es un objeto que debería provocarnos placer, y no sufrimiento. He preparado una infografía que los reúne: (más…)

Por qué leer malos libros no es una pérdida de tiempo

Párate a reflexionar sobre tus lecturas de los últimos años. Por cada obra maestra, habrás leído al menos dos o tres libros simplemente aceptables, alguno flojo pero resultón y se te habrán atravesado varios auténticos bodrios. Y no me refiero a las clasificaciones de los críticos, sino a las tuyas propias.

De hecho, creo que valoramos tanto esos pocos libros mágicos porque son escasos. Pero, ¿no te invade una sensación de pérdida de tiempo cuando dedicas tu valioso tiempo libre a un libro que, según acabas concluyendo, no merecía la pena? Pues abandona toda culpabilidad, que leer libros malos puede ser muy útil para un escritor.

(más…)

Cómo debe leer una escritora

Una escritora debe leer mucho y casi de todo, eso no lo duda nadie. Pero hoy en día parece que vivimos siempre con prisas y no tenemos tiempo para nada. Yo misma leo mucho menos de lo que me gustaría (y eso que soy con diferencia la persona de mi entorno que más lee), aunque suelo ponerme al día en vacaciones. ¿Cómo podemos hacerlo entonces, ya que tenemos poco tiempo para leer, para asegurarnos de que ese tiempo va a ser productivo? ¿Cómo debe leer un escritor?

Cómo debe leer una escritora

(más…)

Letras capitulares

¿No te pasa que te cautivan ciertos detalles de los objetos que amas? A mí me encantan los libros, y todos tienen su encanto, pero uno de los elementos que me enamora de un tomo en particular (y si lo descubro en una excursión a una librería, es casi seguro que acabaré comprándolo) son las letras capitulares. Me apasionan. ¿Quieres que te cuente algunas curiosidades sobre ellas?

Letras capitulares

(más…)

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies