fbpx

Cliffhanger: engancha a tus lectores

«Un capítulo más y me duermo». Creo que esa fue la frase más repetida de toda mi infancia. ¿Conoces la sensación? Cuando terminas un capítulo y no puedes contener las ganas de leer uno más, solo uno más… y enganchas uno con otro hasta beberte el libro entero. Uno de los recursos que puedes emplear como escritora para conseguir este efecto es el cliffhanger. Y en este post voy a hablarte de algunos de los trucos para saber utilizarlo como una maestra.

Cliffhanger

Qué es un cliffhanger

El cliffhager es un recurso narrativo generador de tensión dramática, cuyo uso en realidad es muy sencillo. Se trata de poner final a un capítulo con un acontecimiento dramático o excitante, que deje a los lectores intrigados y deseosos de continuar con el capítulo siguiente. En ese momento, por lo tanto, el final del capítulo se produce en un momento de máxima tensión, interrumpiéndose la acción «a medias», de modo que se deberá terminar más adelante.

De hecho, su nombre viene de ahí: si traducimos cliffhanger de manera literal significa «colgado de un acantilado». Provoca ganas de seguir leyendo para descubrir cómo se va a resolver esa situación de tensión.

Eso no significa que para hacer un cliffhanger tengamos que dejar a nuestro personaje literalmente al borde de un precipicio. El momento culminante de tensión puede ser provocado por incidentes muy diversos, aunque generalmente se suelen dividir en cuatro tipos:

  • Sucede un accidente
  • Un secreto que es revelado
  • Se plantea una pregunta o una incógnita que queda sin respuesta
  • Ocurre una pérdida o una muerte

El manejo de la tensión narrativa

Leer doscientas o trescientas páginas no es algo que se haga en un ratito. Si quieres conseguir que cientos o miles de personas lean tu novela hasta el final, tienes que darles un motivo. La tensión narrativa nos ayuda con esto. Es lo que nos hace preguntarnos si el protagonista conseguirá su objetivo, si todo acabará bien o si se resolverá el misterio.

Ahora bien, la tensión hay que saber manejarla adecuadamente. Es necesario dosificarla: el exceso de tensión es tan malo como la ausencia de tensión.

Y el cliffhanger es uno de los mecanismos que podemos utilizar para crear un pico de tensión narrativa.

El cliffhanger en la literatura universal

Este recurso se utiliza con muchísima frecuencia desde hace siglos. De hecho, uno de los ejemplos más conocidos es el de Las mil y una noches. En esta recopilación de cuentos, la protagonista y narradora, Sherezade, se salvaba cada día de una muerte segura porque contaba al sultán un relato que terminaba dando pie a otra historia, que quedaba inconclusa.

Probablemente el momento en que el cliffhanger llegó a su edad de oro fue cuando surgió la moda de las novelas por entregas. Cada cierto tiempo, un periódico o una revista publicaba tan solo un capítulo de la novela. Si se quería leer la continuación de la historia, había que esperar y comprar otro periódico. Para fomentar el enganche, casi todos los capítulos en esas novelas terminaban con algún tipo de cliffhanger.

Pero no se queda en la literatura: este recurso es una constante en nuestras series modernas. ¿Cuántas veces has perdido horas de sueño porque no eras capaz de dejar de encadenar un capítulo tras otro?

Algunos consejos para hacer buenos cliffhangers

  • Son un buen recurso, pero no abuses. Si acumulas un cliffhanger tras otro, es probable que tus lectores sientan que tu novela les asfixia, les provoca demasiada tensión o incluso que desconecten emocionalmente porque la historia pierda verosimilitud. En la vida real no todo es tensión, también hay momentos de calma.
  • No es imprescindible alargar los clliffhangers. Cuando el capítulo termina en tensión, puedes optar por un cambio en el capítulo siguiente (para prolongar la tensión dramática) o puedes resolverlo enseguida. Si planeas varios cliffhangers en tu novela, te recomiendo que alternes ambas soluciones.
  • No tienen por qué ser de vida o muerte. No siempre se trata de dejar a un personaje al borde de un precipicio. Un cliffhanger puede ser algo cotidiano, como la llegada de un personaje con un paquete.
  • ¿Al final de una novela? Algunos autores terminan sus novelas en momentos de tensión o intriga. Esto es especialmente frecuente cuando pretenden continuar la novela en una segunda parte o en toda una serie. Ojo, este recurso es arriesgado: si bien provoca en tu público ganas de leer tu siguiente novela, si dejas un exceso de tensión al final dará la sensación de que has cortado la historia sin concluirla. Además, tus lectores pueden pasarlo muy mal mientras esperan durante varios meses o incluso años a que escribas la siguiente. Valora si es eso lo que realmente quieres.
  • Lee a otros escritores. Lo repito siempre: para escribir bien hay que leer y empaparse de lecturas de todo tipo. Y sí, eso incluye leer libros malos, porque incluso de ellos podemos sacar un aprendizaje. Yo me he reído mucho con malos usos de cliffhangers en algunas novelas, y también he aprendido mucho.

Cuéntame

¿Conocías este recurso y su nombre? ¿Es algo que suelas reconocer en las novelas que lees? Analiza las últimas novelas que has leído, ¿te lo has encontrado? Ahora es tu turno. ¿Vas a utilizar el cliffhanger en tu novela?

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

En esta guía, encontrarás mis 7 trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. ¡Déjame tu correo y te la mando!

Comparte este post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Otros posts similares:

Escritora de brújula o de mapa
¿Escritora de brújula o de mapa?
Escribir una novela es un trabajo duro pero también muy estimulante. A menudo, es el primer proyecto de escritura largo de tu vida. Y en los círculos de escritores se suele decir que hay dos formas de afrontar esta tarea, dos tipos de escritoras: la escritora de brújula y la…
Sigue leyendo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta guía, encontrarás mis siete trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. 

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

Guía para escribir más en menos tiempo