fbpx

¿Alguna vez has sentido que no lograbas contactar realmente con las personas que deseabas al redactar tus textos? Si creas contenidos de mucho valor, cargados de información útil y redactados con esmero, pero no obtienes la interacción que tú deseas, es posible que el problema esté en el enfoque que le estás dando. Necesitas escribir para tu lector ideal. 

Por qué escribir para un lector ideal y no para tu audiencia

Cuando hablo a mis alumnas y clientas de dirigirse a un único lector (o lectora) en lugar de a toda su audiencia, la primera reacción suele ser de rechazo. Les parece bien hacer un perfil general (mujer de entre 35 y 55, madre, trabaja por cuenta ajena o emprende). Pero si les invito a profundizar más, a darle nombre, apellidos, circunstancias concretas, piensan que al especificar se están limitando. «Es que si digo que vive en pareja, estoy dejando fuera a todas las divorciadas».

Escribir para tu lector o lectora ideal nunca te limita. No estás estableciendo un perfil, para que quien no cumpla todas las características no pueda leerte; más bien estás imaginando cómo es una de las personas que te leen, tu mayor fan, y estás escribiendo para ella.

«¿Pero no estoy excluyendo así al resto?». No. Simplemente te estás poniendo más fácil lo de ser personal. Si en lugar de escribiendo te imaginas hablando, es más sencillo de entender. Si tienes que hablar sobre algún tema en público ante una multitud, es algo que impone mucho, seguramente seas distante (no conoces a todo el mundo), te sientas insegura y personalices poco. Incluso es posible que los nervios te jueguen malas pasadas. Pero si dentro de esa multitud está una de tus mejores amigas, seguramente ella te diga que va a estar ahí, en la segunda fila, que le des el discurso a ella. Y seguramente te salga mucho mejor.

Por eso, crea tu avatar de lector o lectora ideal. ¿Y cómo puedo escribir para él o ella cuando ya lo tenga? Voy a darte algunas pautas:

Habla de lo que quiere saber

Tu lector o lectora ideal debería estar presente en tu elección de temas. Da igual si vas a escribir un libro o si estás redactando para tu blog: lo que escribas ha de resolver algún problema que tenga personalmente tu lector o lectora ideal, o profundizar en algún tema que le preocupa o le interesa muchísimo. Si eliges los temas con este criterio en lugar de pensar, de forma abstracta, sobre qué podrías hablar, vas a ser más certera.

Habla su idioma

¿Cómo habla tu lector o lectora ideal de los problemas que se encuentra en tu campo? ¿Qué es lo que más le preocupa? ¿Cómo se siente al enfrentar obstáculos? ¿Cuál considera que es su mayor prioridad? ¿Cómo piensa que podría mejorar? ¿Qué tipo de palabras utiliza para hablar de todas estas cosas?

Si conoces bien a tu lector ideal, puedes expresarte usando sus palabras y frases. ¡Es un truco muy sencillo que aumentará tu interacción!

Contenido que pueda entender

En la película Philadelphia, Joe Miller, el abogado interpretado por Denzel Washington, siempre pedía a los testigos que lo explicaran todo «como si yo fuera un niño de 6 años». Yo siempre doy este mismo consejo a todas mis clientas. A menudo perdemos la atención de nuestros lectores porque no explicamos las cosas a su nivel.

¿Cuánto sabe sobre tu tema tu lector ideal? ¿Le explicas las cosas de forma clara, o se quedará con dudas?

Sé positiva

Todo tiene su lado positivo y su lado negativo. Sin embargo, cuando estamos escribiendo para otras personas, centrarse en lo negativo solo puede traerte dolor. La mayoría de las personas ya tienen suficiente negatividad en sus vidas como para añadir más. Si esperas obtener un rato de su atención, céntrate en las cosas positivas.

Esto no quiere decir que mientas ni que dejes de ser realista, pero puedes decidir ver un problema que obstaculiza su avance o una oportunidad de aprender. Todo depende del punto de vista. Es más fácil que tu lector se enganche a ti si mantienes por lo general un tono positivo. Muéstrale lo que puede conseguir y haz que sienta que de verdad es capaz de lograrlo.

¿Quieres ser su referente?

Si quieres ser un referente para tu lector, tienes que demostrar que le conoces bien escribiendo el mejor contenido justo de la manera que él o ella necesita.

En este post, te he dado algunos trucos para conquistarle: elegir los temas que realmente necesita, utilizar su mismo lenguaje, crear contenido que pueda comprender y ser siempre positiva. Si necesitas más ayuda con este tema, estaré encantada de ayudarte si quieres pedirme una asesoría personalizada.

Escribe a diario. Sin excusas.

Descarga mi ebook de regalo y empieza a producir contenidos todos los días.

EBOOK GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies