fbpx
Mer Flores

4 consejos sencillos para escribir más

Comparte este post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

¿Te gustaría escribir más pero no hay manera de sacar el tiempo que necesitas? Si te sientes identificada, debes saber que el tuyo es un problema muy habitual. Por suerte, es posible encontrar trucos para ser más productiva. Aquí van cuatro consejos para que puedas estar satisfecha y escribir mucho más.

4 consejos sencillos para escribir más

Fuera distracciones

A veces no es tanto que no seamos capaz de escribir mucho, sino que no llegamos a «entrar en flujo». Seguro que conoces la sensación. El flujo es ese momento en el que de repente empiezas a sentirte cómoda y a teclear sin parar, te sientes más o menos inspirada, o al menos eres capaz de enlazar ideas de forma aceptable. Has superado ese momento inicial en que escribes taaaaan despacio o incluso te notas un poco atascada, oxidada. Claro, es que entrar en flujo no es algo que se consiga inmediatamente, suele llevarnos un rato.

En realidad, salvo que existan problemas concretos como bloqueos (que, por otra parte, se pueden superar con un buen plan de acción), lo habitual es que la mayoría de las personas logren entrar en flujo en un plazo de entre cinco y quince minutos de trabajo sin interrupciones. Estos tiempos suelen mejorar con el hábito, es decir, que cuando estás acostumbrada a escribir y a entrar en flujo todos los días sueles tardar un poco menos.

¿Cuál es el problema? Que muchas personas no son capaces de alcanzar ese estado de flujo, aunque se pasen una hora entera intentando trabajar. El motivo son las constantes distracciones que nos interrumpen mientras estamos trabajando (algunas casi imperceptibles). Muchas de ellas son inevitables (especialmente, si tienes niños pequeños), pero hay otras muchas distracciones a las que puedes ponerles solución de una forma más o menos sencilla. Aquí te dejo un post donde hablo de algunas de estas distracciones y cómo evitarlas.

Reserva un tiempo mínimo

Otro de los problemas más habituales que disminuyen nuestra productividad es que tenemos la creencia de que es necesario reservar espacios de tiempo grandes para escribir y que nos cunda. Y claro, al final ningún día hay suficiente tiempo.

Yo suelo proponer a mis clientas que reserven un periodo de tiempo mínimo, pero todos los días (o, como mínimo, cinco días a la semana). No hace falta que sea mucho tiempo: entre quince y treinta minutos es suficiente. Lo importante es que sea todos o casi todos los días, y que te comprometas de verdad: bloquea tu agenda para que ninguna otra tarea pueda interferir con ella. Te sugiero que pruebes a primera hora de la mañana o a última del día, pero asegúrate, sobre todo, de que sea un momento tranquilo.

Seguramente me dirás que tan poco tiempo no te va a servir de nada, que vas a avanzar muy poco y que cuando entres en flujo te tocará parar. Sin embargo, reservar ese espacio corto de tiempo a diario tiene varios beneficios:

  • Estableces un hábito: si dedicas 15-30 minutos cada día a escribir, pronto te habrás acostumbrado y no te costará tanto reservar un hueco para esta tarea.
  • Entrarás antes en flujo: como te dije en el apartado anterior, cuanto más practicas, más fácil es llegar a ese estado. Si logras empezar a teclear con fluidez después de cinco minutos, aunque solo dediques quince en total, ya serán diez minutos bien aprovechados, ¡es un paso muy grande!
  • Muchos poquitos son un gran avance: sin duda en un rato tan corto no lograrás adelantar mucho, pero si te quedas esperando a tener toda la tarde libre para escribir es probable que pasen meses (o incluso que ese momento no llegue nunca). Sumando muchos ratitos cortos, poco a poco te irás acercando a tu objetivo.
  • A veces, un poco de tiempo se convierte en más. 15-30 minutos es un espacio de tiempo lo bastante corto como para que cualquiera pueda permitírselo, pero a menudo estarás tan enfocada y satisfecha al final de tu sesión que decidirás alargar un poco ese espacio, reacomodando otras tareas.

Prémiate por tus logros

Es muy buena idea que establezcas pequeñas recompensas por tus avances, incluyendo en eso tanto el logro de tus objetivos finales como pequeños logros. Por ejemplo, puedes comer una onza de chocolate negro cada vez que cumplas con una sesión de 30 minutos para escribir. ¡Te dará una motivación extra!

Aprende truquitos que te hagan más productiva

Si el tiempo es un problema, ¡tendrás que aprender a sacarle verdadero partido, por poco que sea! Así que voy a hacerte un regalo: una guía gratuita con mis siete trucos más valiosos, que me ayudan a escribir un montón aunque no siempre tenga mucho tiempo, ¡que tengo dos niñas de menos de seis años! Puedes descargarte la guía haciendo clic aquí.

Guía 7 trucos

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

En esta guía, encontrarás mis 7 trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. ¡Déjame tu correo y te la mando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta guía, encontrarás mis siete trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. 

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

Guía para escribir más en menos tiempo
Ir arriba