fbpx

Corrección de textos

La corrección de textos es una revisión profesional de tus materiales escritos para asegurarte de que el resultado final es impecable.

Existen dos tipos de corrección:
la ortotipográfica y la de estilo.

Corrección ortotipográfica

La corrección ortotipográfica abarca, en realidad, tres dimensiones del texto: su ortografía, su gramática y su ortotipografía propiamente dicha.

Corrección de estilo

La corrección de estilo incluye la corrección ortotipográfica, pero es mucho más completa. En esta, se depura el texto, liberándolo de los elementos que lo hacen menos funcional. 

Corregir tus textos con la ayuda de una profesional con experiencia te proporciona la seguridad de que tu mensaje se transmite con claridad y sin errores que entorpecen la lectura.

Me llamo Mer Flores

Soy doctora en Filología Hispánica y me dedico a la corrección de textos desde marzo de 2004.

Desde el principio me enamoré de esta profesión porque supone un trabajo artesanal y minucioso. Me permite ayudar a otras personas a expresarse de forma escrita con absoluta seguridad y sabiendo que sus textos serán claros, correctos y sin malas interpretaciones.

Creo que para una corrección adecuada de tus textos necesitas:

✔ Los conocimientos técnicos para realizar esta tarea de forma profesional.

✔ Distancia: corregir un texto es más sencillo cuando no lo has leído anteriormente. Por eso es tan difícil corregir los textos propios.

✔ Una mirada entrenada: la experiencia te enseña qué debes buscar.

¿Cuánto me costaría corregir mi texto?

El precio de una corrección de textos depende de algunas variables, así que el presupuesto es siempre personalizado. Rellena el siguiente formulario y me pondré en contacto contigo.

Dicen de mi trabajo...

Preguntas frecuentes

La corrección de textos no solo cubre las faltas de ortografía. Hay otros muchos detalles en un texto que pueden ser igualmente importantes. Consulta todas las revisiones que cubre una corrección de textos aquí.

Si quieres asegurarte de que tu texto esté verdaderamente perfecto, que sea comprensible y fácil de leer, sí es una buena idea que contactes con una profesional para revisarlo. 

Los precios de una corrección de textos son personalizados, para adaptarse por completo a las circunstancias, según la cantidad y el tipo de texto, así como el plazo en que se necesita tener lista la revisión. Así puedo garantizarte siempre la mejor oferta posible.

Sé que estás acostumbrada a medir los textos en número de páginas, pero esa no es una cantidad objetiva. El número de páginas puede variar mucho, dependiendo de la tipografía que utilices, del tamaño de la letra, del interlineado y de los márgenes, por ejemplo.

El número de palabras, sin embargo, no engaña, es una cifra objetiva que a mí me ayuda a calcular aproximadamente cuánto tiempo tendré que invertir en la corrección de tu texto.

Si no sabes medir el número de palabras de tu texto, lo tienes explicado aquí.

Tienes una explicación de los dos tipos de correcciones aquí. En todo caso, si no estás segura, puedes pedirme orientación (tienes una opción para ello en el formulario).

Antes de solicitar la corrección, haz como mínimo una revisión tú misma. Asegúrate de que no quieres cambiar nada.

Nunca deberías pedir una corrección profesional de un texto que no esté terminado: si después de esa corrección haces modificaciones, el resultado no está garantizado, como es lógico.

Un buen trabajo de corrección intenta respetar al máximo el estilo original: solo haré los cambios mínimos imprescindibles para evitar errores y que el texto sea comprensible y fluido.

Al finalizar, puedo facilitarte un documento con todos los cambios realizados: así solo tú decides si mantienes las modificaciones o no.

El plazo de entrega depende de mi disponibilidad y carga de trabajo en ese momento.

Por lo general, al entregarte el presupuesto te indicaré la fecha aproximada de finalización. Sin embargo, si necesitas tener la corrección para una fecha concreta, te recomiendo que me la indiques en las observaciones al solicitar el presupuesto, e intentaré adaptarme a ella.

En caso de solicitar una corrección urgente, se aplicará un recargo sobre el precio.

Absolutamente. La privacidad está absolutamente garantizada. 😉

Como correctora, suelo aplicar las normas de la RAE, que son las que rigen en estos momentos.

Sin embargo, debería aclarar que soy bastante crítica con la labor de la Real Academia Española. Aunque en ocasiones realizan un buen trabajo, no siempre es así. Personalmente pienso que los gramáticos y lexicógrafos deberían describir el lenguaje mucho más que regularlo.

Para mí, toda norma debe tener un por qué relacionado con mejorar la comprensión o facilitar las cosas a los lectores. Por eso, cuando trabajo aplico todas las normas por defecto, o bien pacto con mi cliente la decisión de saltarnos algunas normas y poner a los lectores por encima de la Academia. 😎

Ir arriba