fbpx

¿Cuántas personas hay que se dediquen a tu mismo tema? ¿Cuántas tienen un blog sobre tu nicho? Sé que esto puede ser una gran preocupación cuando estás empezando. ¿De qué vas a escribir, si otros lo han explicado ya y muy bien? Puede parecerte una hazaña lograr destacar entre tantas voces que repiten mensajes parecidos, pero yo voy a ayudarte a encontrar una forma única y personal de comunicarte que te hará inconfundible: te propongo que diseñes tu propia línea editorial.

Diferénciate con una línea editorial

¿Todos son iguales?

Seguramente uno de los objetivos que persigues con tu blog es que tus lectores se enganchen a lo que ofreces, que se enamoren de ti y se conviertan en seguidores leales y futuros clientes. Sin embargo, la realidad es que a muchos de los blogs con los que me topo habitualmente les falta garra, personalidad. Son exactamente iguales que otros muchos blogs que tratan el mismo tema o venden el mismo tipo de producto o servicio.

Si quieres diferenciarte y que te distingan entre la multitud, tienes que tener una estrategia de comunicación clara. A veces empezamos a crear contenidos sin ningún plan y el resultado es confuso. Necesitas definir una línea editorial.

¿Línea editorial? ¿Eso no es lo de los periódicos?

Lo sé: el término «línea editorial» te impone un poco, te suena demasiado serio y profesional. Sientes que te viene grande.

La realidad es que si creas contenido para difundirlo en Internet y aspiras a que te lea alguien más que tu familia y amigos, necesitas definir una línea editorial. Esta tarea te ayudará, además, a comprender mejor tu proyecto. 

Si deseas llevar tu blog más allá o incluso lo necesitas como estrategia de marca (fuente de contenidos y referencia para darte a conocer y ganar credibilidad y autoridad ante tu audiencia), entonces debes establecer una línea editorial. El hecho de establecerla va a suponer un antes y un después para tu blog.

Una línea editorial es lo que determina la dirección de tus contenidos. Tal vez es un término que te impone, pero no tiene por qué ser así. Es algo que puede cambiar radicalmente tu blog o tu uso de las redes sociales. Te permite ser mucho más coherente, pero también organizarte mejor y ahorrar tiempo.

Motivos para crear una línea editorial para tu marca

  • Crear una comunidad con los lectores adecuados: una línea editorial marca, entre otras cosas, el tipo de valores de tu marca y, al crear tus contenidos teniendo siempre en cuenta estos, solo atraerás a lectores que se sientan alineados con ellos.
  • Contenidos coherentes: somos seres polifacéticos y a menudo manifestamos caras diferentes en distintas situaciones: ¿a que no te comportas igual con tu familia que con un desconocido o en la consulta del médico? Y, sin darnos cuenta, hacemos lo mismo con nuestra marca: nos expresamos de una forma en nuestro blog y de otra más relajada en nuestras redes sociales. Sé que es una tendencia natural, pero a nuestros lectores les provoca una sensación de falta de planificación y reduce nuestra confiabilidad.
  • Una buena línea editorial te ayuda a elaborar tu calendario editorial con mayor facilidad, porque tienes las herramientas para decidir qué debes publicar, cuándo, dónde y en qué tono.

¿Necesito desarrollarla mucho?

Puedes establecer tu línea editorial en unas pocas palabras o elaborar una descripción pormenorizada. Es tu decisión. Pero yo te recomiendo encarecidamente que reflexiones un poco sobre esa identidad de marca, porque así tu mensaje se definirá y tu blog (y otros medios que utilices) tendrán más oportunidades de 1) ser entendidos y 2) permanecer consistentes y estables en el tiempo. Todas sabemos que los blogs que de verdad funcionan, duran. Haz lo que puedas para que tu blog dure eligiendo una línea editorial fuerte y apegándote a ella.

 

Mi marca soy yo misma, ¿a mí me hace falta?

He de confesarte algo: yo tampoco creé mi línea editorial hasta hace muy poco. Pensaba que, al tratarse de una marca personal, no tenía por qué hacerlo, porque siempre que fuera yo misma estaba siendo fiel a mi marca personal. Ahora, después de profundizar en ello, creo que me equivoqué. Y eso me generó ciertos conflictos.

  • El primero, que me di cuenta de que mis contenidos escritos en el blog, los de redes sociales, mis vídeos y mis grupos privados estaban siguiendo direcciones diferentes y me comunicaba en ellos de manera diferente.
  • El segundo, que quería que mi marca fuera exactamente yo. Tenemos (todas) una personalidad compleja, poliédrica, con gustos muy variados e intereses diversos, con contradicciones… Pero, sin embargo, nuestra marca tiene que ser clara. Por eso, nuestra marca no debe mentir (sus rasgos han de existir en nosotras), pero tampoco debe manifestar todas las facetas de nuestra personalidad, sino resaltar algunas que nos interesen estratégicamente para construir una identidad de marca sólida.

Reto contenidos que te diferencian¿Necesitas ayuda con tu línea editorial?

Si es así, ¡estás de enhorabuena! Porque la semana que viene voy a proponer un pequeño reto, del día 16 al 22 de septiembre, gracias al cual voy a ayudarte a construir paso a paso una línea editorial sólida para que todos tus contenidos te diferencien y que cuando te comuniques con tu audiencia tengan perfectamente claro quién eres. Puedes apuntarte aquí. 🙂

 

Escribe a diario. Sin excusas.

Descarga mi ebook de regalo y empieza a producir contenidos todos los días.

EBOOK GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies