He decidido que de vez en cuando voy a dejaros por aquí una breve reseña de alguno de los libros que leo, por si os resultan útiles. Voy a empezar con este libro que terminé hace unos días: El despertar de la señorita Prim, por Natalia Sanmartín Fenollera.

Mi valoración: ⭐⭐⭐⭐

 

De qué trata

La trama es muy sencilla: Prudencia Prim llega a San Ireneo de Arlois, un pueblecito encantador cuyos habitantes parecen salidos de una película de Capra, pues todos han decidido por un motivo u otro abandonar conscientemente el mundanal ruido y aislarse en ese pequeño paraíso perdido. Lo que ha traído a la señorita Prim a San Ireneo ha sido un anuncio bastante intrigante: «Se busca espíritu femenino en absoluto subyugado por el mundo. Capaz de ejercer de bibliotecaria para un caballero y sus libros. Con facilidad para convivir con perros y niños. Mejor sin experiencia laboral. Abstenerse tituladas superiores y posgraduadas». Y a pesar de ser una mujer hipertitulada, Prudencia Prim se ha dejado seducir por dicha oferta de trabajo. Poco a poco, la bibliotecaria ira sintiendo cada vez mayor fascinación hacia la anárquica vida de San Ireneo.

Qué me ha parecido

Se trata de una novelita breve y sencilla, quizá un poco previsible en su desarrollo, pero en realidad aquí más que la historia lo que importa es la belleza, esa belleza que fascina a Prudencia Prim. Un pueblo en el que parece haberse detenido el tiempo, y un elenco de personajes absolutamente excéntricos pero cada uno a su modo, formando un collage humano de lo más variopinto. En su aparente sencillez se esconden reflexiones muy profundas, un estudio detalladísimo de los personajes principales y un léxico que sorprende por su extraordinaria riqueza. Una historia sobre delicadeza, amabilidad, orgullo y prejuicios, y la búsqueda del conocimiento y la belleza.

Me ha gustado bastante. Recomendado para amantes del cine de Frank Capra. Ideal para leer en días grises.