fbpx

El post de la vergüenza

Comparte este post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp

¿Alguna vez sientes vergüenza de tus textos? Yo tengo que confesarte que sí, la he sentido en ciertas ocasiones, a pesar de dedicarme de forma profesional a la escritura. En realidad, la vergüenza no tiene nada que ver con nuestra capacidad: es un sentimiento de incomodidad producido por el miedo a hacer el ridículo delante de los demás. Todos la sentimos de vez en cuando, porque es, sobre todo, una cuestión de autoestima. Pero si al escribir en tu blog sientes vergüenza de forma habitual… querida, tienes un problema. 

El post de la vergüenza

Síntomas de que sientes vergüenza de tus posts

  • Revisas compulsivamente: yo repaso mis posts tres veces antes de publicarlos (tengo mi propio sistema). En la primera pasada cambio muchas palabras, frases, reestructuro párrafos. En las otras dos apenas hago modificaciones leves. Sin embargo, sé de personas que repasan sus posts una y otra vez, siempre cambiando cosas. Incluso después de haberlos publicado continúan descubriendo fallos y modificando párrafos enteros.
  • Publicas sin revisar: también conozco el caso contrario, personas que publican sin revisar o solo con una relectura rápida. Esta es una estrategia inconsciente ideada por la vergüenza: como temes que tu post no sea valorado, evitas corregirlo y así puedes decir que sus fallos se deben a la falta de revisión. Sofisticado, ¿verdad?
  • Temes que te lea alguien conocido: hay blogueras que publican de forma habitual, incluso desde hace meses o años, y parecen no tener ningún problema, pero les dices que has estado en su blog enseguida empiezan a poner excusas: «Últimamente no estoy muy brillante», «Seguro que has encontrado mil fallos» o, directamente «Uy, qué vergüenza». No tienen problema con una audiencia impersonal, pero sí temen la crítica de alguien cercano.
  • No compartes tus posts o lo haces en círculos limitados: si tienes un blog, es en parte para dar visibilidad a lo que haces. ¿Por qué, entonces, no anuncias cada nuevo post con bombo y platillo? ¿Por qué limitas el público cuando los promocionas?
  • No hablas a menudo de tu blog: ¿Saben todas las personas de tu entorno y todos tus amigos en redes sociales que tienes un blog? ¿Por qué ese secretismo?

Por qué te avergüenzas de tus posts

En el fondo, es complicado encontrar un único motivo para esa sensación de vergüenza  e inseguridad ante lo que escribes. Lo sorprendente es que es muy habitual: muchas personas tienen esa sensación al publicar cada texto.

En mi opinión, creo que este sentimiento de vergüenza tiene mucho que ver con el síndrome de la impostora. Como, en el fondo, sientes que no te mereces ser leída, manifiestas tu vergüenza de formas tan diferentes como las expuestas arriba. Te vuelves extremadamente perfeccionista con tus textos, te cuestionas sin parar y eres incapaz de ser objetiva respecto a tus logros y capacidades.

Claves para empezar a exhibir tus posts con orgullo

Para dejar de manifestar todos esos síntomas de vergüenza de los que te hablaba más arriba, necesitas ganar seguridad. Algunas estrategias útiles para preocuparte menos y escribir textos más brillantes son las siguientes:

  • Planifica y escribe tus posts con antelación: si escribes a última hora, apenas queda tiempo para revisar y no lo haces en las mejores condiciones. Elabora un buen calendario editorial y encárgate de que tus posts estén terminados al menos tres o cuatro días antes de ser publicados.
  • Trabaja con una línea editorial coherente: establecer unos estándares para tus textos, de qué forma vas a comunicarte en tu blog, ayuda mucho a ganar seguridad. Si quieres, te ayudo a profundizar en esto muy pronto.
  • Elabora una hoja de control para ayudarte a revisar tus posts: ¿qué errores cometes con más frecuencia al escribir? ¿Qué cosas quieres comprobar? ¿En qué te gustaría fijarte más? Mantén esta lista en constante evolución, ve añadiendo las cosas que no incluiste la primera vez pero vas descubriendo en tus revisiones.
  • Comprueba que has cuidado todos los elementos imprescindibles para asegurarte de que con tu post vas a conquistar a tus lectores y también al robot de Google. 

En este post he compartido contigo algunos trucos para que empieces a liberarte de esa vergüenza que a veces sientes frente a tus posts. ¡Deja de esconderte debajo de las sábanas cada vez que publicas!

¡Hola, soy Mer! 😊

Aquí comparto contigo sobre:
🚀 Estrategia de contenidos.
⭐️ Comunicación creativa, honesta y que conecta.
👀 Visibilidad & estrategia para mujeres con valores.
♥️ Te ayudo a que crees un contenido 🥰.

Te regalo esto 👇

7

Curso gratuito: aprende a crear el plan de contenidos que sí lograrás cumplir

¿Te cuesta planificar lo que vas a publicar en redes, en tu blog o en tu email marketing y, cuando lo haces, no logras cumplirlo? Con este curso gratuito de 5 días aprenderás una nueva forma de organizarte que sí funciona.

La responsable de tus datos seré yo, Mer Flores. Estos serán enviados a Active Campaign, con el fin de poder enviarte correos electrónicos con mis contenidos, consejos y promociones de mis productos y servicios. Puedes darte de baja en cualquier momento y ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición o cualquier otro.

6 comentarios en “El post de la vergüenza”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te apetece que charlemos?

Si quieres, puedes contactar conmigo por cualquiera de estos medios. Resolveré todas tus dudas lo antes posible.

© Mer Flores - Todos los derechos reservados

Ir arriba

¿Estás harta de planificar tus contenidos y luego ser incapaz de cumplirlo? Con este curso gratuito de 5 días vas a comprobar que un plan adaptado a ti es más sencillo de lo que crees.

La responsable de tus datos seré yo, Mer Flores. Estos serán enviados a Active Campaign, con el fin de poder enviarte correos electrónicos con mis contenidos, consejos y promociones de mis productos y servicios. Puedes darte de baja en cualquier momento y ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición o cualquier otro.