fbpx
Mer Flores

¿Cómo saber si debo eliminar una escena?

Comparte este post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Ya seas escritora de brújula o de mapa, cuando desarrollas tu novela (bien planificándola de forma detallada antes de escribir, bien tomando decisiones mientras escribes) vas desgranando la historia que has creado en unidades más pequeñas: las escenas de tu novela. Al principio, todas parecen necesarias, incluso imprescindibles para montar la historia. Pero tarde o temprano tendrás que realizar una revisión de tu novela, y una de las tareas más importantes es la de limpieza. ¿Cómo saber si debes eliminar una escena de tu novela? En este post te lo cuento.

Cómo saber si debo eliminar una escena

Descarta el factor emocional

Tu novela es como un hijo para ti. Tú la has creado, la has pensado, le has dado muchas vueltas a la configuración de cada personaje, a cada detalle de una historia. Por eso, es lógico que te resistas a la idea de eliminar escenas de tu novela. Todas y cada una de ellas las has pensado, te has encariñado con ellas, te has enamorado de algunas frases o de ciertas metáforas.

Y ahora llego yo y te digo que tienes que eliminarlas.

Tienes que tener claro que, aunque esa escena sea importante para ti, es posible que no contribuya a que tu novela sea mejor. Si es así, con todo el dolor de tu corazón, tocará eliminarla. Sé que es duro, pero a veces es lo mejor. Así que en este proceso intenta dejar a un lado tu corazoncito y ser lo más objetiva posible.

¿Eliminar o no eliminar? Esa es la cuestión

La respuesta es muy sencilla: tu historia no debe estar adornada innecesariamente. Si una escena puede ser eliminada sin que se pierda nada esencial para la historia, debes eliminarla.

¿Cómo saber, entonces, si una escena es esencial para tu historia?

La misión de tu escena

Una escena es necesaria si cumple alguna de las siete misiones básicas en una novela:

  1. Introducir al lector en el mundo que estás presentando, en el ambiente o en las circunstancias.
  2. Proporcionar un objetivo al personaje o personajes principales.
  3. Profundizar en la caracterización de los personajes o en las relaciones entre ellos.
  4. Proporcionar información que haga avanzar la trama.
  5. Introducir un problema (principal o secundario) o complicarlo.
  6. Enseñar la reacción de los personajes ante algo que ha sucedido.
  7. Resolver una situación positiva o negativamente.

Ahora, revisa tu escena. ¿Sirve para alguno de estos 7 objetivos? Si no es así, puedes eliminarla sin remordimiento.

Simplifica

En el paso anterior has hecho una buena limpieza. Has eliminado todas las escenas que no cumplen una función clara en tu novela.

Ahora, quiero que vuelvas a revisar las escenas de tu novela preguntándote lo siguiente: ¿esta escena aporta una información que no puede proporcionar ninguna otra? A veces, comprobarás que hay dos escenas que dan aproximadamente la misma información. Otras, verás que puedes fusionar dos escenas en una sola.

Simplifica. Pónselo fácil a tu lector. Si puedes contar algo con menos escenas, no hay necesidad de alargarlo.

¿Tienes dificultades?

¿Te cuesta tomar decisiones respecto a cuándo eliminar una escena y cuándo conservarla? ¡Vente a mi club gratuito para escritoras de ficción y hablamos sobre tus dificultades!

Guía 7 trucos

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

En esta guía, encontrarás mis 7 trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. ¡Déjame tu correo y te la mando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta guía, encontrarás mis siete trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. 

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

Guía para escribir más en menos tiempo
Ir arriba