fbpx

¿Alguna vez has dejado de leer un texto con un contenido muy bueno y muy valioso, porque estaba redactado de una forma aburridísima? A mí me ha pasado muchas veces. Como mucho, lo guardo para leer más tarde, pero ese momento nunca llega. Y es que, al final, solo con crear valor no basta. Es imprescindible que el formato sea atractivo. Por eso, hoy voy a darte 15 consejos para que logres escribir con estilo en los posts de tu blog.

Escribir con estilo en tu blog: 15 consejos superprácticos

1. Lee mucho

Jamás vas a lograr comunicarte bien por escrito si no te nutres. No puedes escribir una buena novela si no lees novelas; pues tampoco puedes escribir un buen blog si no lees blogs. Sigue a personas de tu nicho y lee sus artículos, a ser posible también en otros idiomas. Sigue también a emprendedoras de otros nichos que admires por su forma de comunicarse, y lee lo que publican. La única forma de lograr depurar de verdad tu estilo es leer mucho.

2. Escribe para tu lector ideal

¿Conoces ya a tu lector ideal? Si no es así, corre a leer el artículo que publiqué sobre este personaje que deberías tener diseñado si quieres escribir de una forma más certera. Cada vez que escribas un artículo en tu blog, hazlo como si le estuvieras escribiendo un email a tu lector o a tu lectora ideal.

3. No te agobies

Tienes que asegurarte de que tienes tiempo de sobra para preparar tus contenidos. Si te comprometes a publicar con mayor frecuencia de la que puedes asumir, el resultado será que no podrás cuidar tanto tus textos. A veces menos es más.

3. Establece una línea editorial para escribir con estilo

Tener definidos los parámetros en los que te vas a comunicar ayuda muchísimo a comunicar tu mensaje con una forma realmente personal y que te diferencie. Si quieres profundizar más sobre este tema, ¡vente al webinar que voy a dar esta noche! Solo tienes que apuntarte en este enlace.

4. Afina el mensaje para escribir con estilo

Antes de escribir, piensa qué quieres decir realmente. ¿Qué es lo que quieres que aprendan tus lectores tras revisar tu post? Resúmelo en una sola frase. Ten en cuenta ese objetivo durante todo el proceso de escritura. No pierdas el foco: si cada párrafo de tu post no contribuye a ese mensaje, algo no marcha.

5. Aporta contenidos prácticos por encima de todo

No hay nada que tu lector aprecie más que el hecho de encontrar enseñanzas de utilidad en tus posts. Asegúrate de que nadie sale de tus posts sin llevarse al menos una cosa que pueda aplicar inmediatamente.

6. Escribir con estilo es apostar por la naturalidad

En otros formatos no funciona, pero en el blog va genial un estilo conversacional. De cada una de las ideas que hay en tu esquema inicial, escribe un breve párrafo con aquello que le contarías a tu lector sobre ese tema si estuvieseis juntos en una cafetería.

  • Simplifica y acorta. Los rodeos no te llevan a ninguna parte.
  • Elimina las palabras complicadas. Cuanto más sencillo, más personas entenderán lo que quieres decir.

8. Escribir con estilo es compartir un poco de ti

Si no incluyes un poco de ti, el resultado será un texto impersonal que no conectará con tus lectores. No hace falta que te exhibas, pero puedes ir dejando miguitas que ayuden a conocerte: una broma, un detalle de tu vida, una anécdota propia relacionada con el tema del post, o simplemente posicionarte de verdad y en primera persona sobre alguna materia polémica.

9. Permitir el escaneo también es escribir con estilo

A menudo escucho quejas de que los lectores actuales ya no leen, escanean. ¡Pues pónselo fácil! Si el post se puede ver de un vistazo, tiene una buena estructura y facilitas que entienda su contenido de una sola pasada, es más probable que tu lector vuelva más tarde a leer ese mismo post de forma más profunda o a ver si tienes nuevos contenidos.

10. La importancia del título

Los estudios revelan que la mayoría de los lectores tardan 8 segundos en decidir si continúan leyendo, y el 60 % no pasa más allá del título. Si te ganas a un lector, te lo ganas en el mismo título de tu post.

Los subtítulos son igual de importantes, juegan un papel clave (recuerda que hay muchos lectores que escanean).

Una regla para los títulos: se ponen de forma provisional al principio, pero se deciden al final, cuando ya tienes tu post terminado. Así te aseguras de que el título coincide con el contenido.

11. Los espacios y los párrafos

En un post, los saltos de línea y esos espacios que quedan entre los párrafos son casi tan importantes como las palabras. Haz un buen uso de ellos. 

En los libros impresos los párrafos tienden a ser medianos o largos, y se considera un defecto de tipografía dejar muchos párrafos de una o dos líneas. 

En el contenido digital sucede justo lo contrario: lo ideal son los párrafos cortos o muy cortos. Las pantallas retroiluminadas cansan mucho nuestra vista, y los espacios en blanco nos ayudan a descansarla. Además, proporcionan a los lectores una sensación de sencillez y claridad. Y eso hace más probable que lean hasta el final.

12. Escribir con estilo utilizando negritas

Los cambios de formato también ayudan a descansar la vista y dan sensación de claridad. Especialmente importante es el uso de las negritas. Utilízalas como si estuvieras subrayando las ideas más importantes. Ojo, he dicho «ideas», no «frases». No resaltes oraciones completas si es posible, por supuesto tampoco párrafos. La clave es que queden en negrita palabras sueltas o pequeños grupos de palabras, pero que si alguien repasara el post completo leyendo solo lo que está resaltado pudiera llevarse una idea bastante aproximada del contenido.

13. Las listas son tus mejores amigas

Las listas son un acierto seguro, funcionan genial. Nada organiza el contenido como una enumeración, este se transmite y se recibe mucho mejor. Este post es un ejemplo de ello.

14. El mejor complemento: buenas imágenes

Saber elegir las imágenes que acompañan a tus posts también forma parte del trabajo.

Las imágenes no son algo independiente del post, sino que lo complementan y aportan significados adicionales. El tipo de fotografía, tipo de encuadre, iluminación, colores, tipografías…

Un truco: si aparecen seres humanos en tu foto, es recomendable que sean (en lo posible) del sexo y rango de edad que has delimitado para tu lector ideal.

15. Corrige con estilo

Es muy importante que te reserves un espacio de tiempo para corregir antes de publicar. Idealmente, debería ser 24 horas después de haber terminado de escribir el post. Aquí te dejo algunas de las cosas en las que deberías fijarte:

  • Los párrafos y frases que no aporten, sobran. Elimina todo aquello que no sirva para conectar con tu lector o para transmitirle el mensaje que te has marcado como objetivo.
  • Fuera redundancias. A veces no nos damos cuenta y repetimos varias veces la misma idea. Está bien insistir en la conclusión en lo más importante, pero por lo general deberías evitar las repeticiones.
  • Sigue el hilo: Fíjate en que desde la introducción hasta la conclusión, todo está bien dirigido, que la argumentación tiene sentido y es fluida. Intenta evitar los rodeos. Simplifica el camino que ha de seguir tu lector.
  • Repasa el vocabulario. Fíjate especialmente en dos cosas: que las palabras que utilizas sean accesibles para tu audiencia (y si usas algún término más difícil, que esté explicado) y que utilices bastantes sinónimos, de manera que no se repita una misma palabra en frases contiguas o cercanas.
  • Comprueba la ortografía. Los errores ortográficos dan muy mala imagen. Consulta algún diccionario online para asegurarte de que has escrito bien las palabras que te generan dudas.

Escribir con estilo es cuestión de hábito

Si vas incorporando poco a poco pequeños detalles como los que te he detallado en este post, pronto te darás cuenta de que los habrás interiorizado. ¡Es cuestión de hábito!

Si te han ayudado los consejos que te he dejado aquí, me gustaría invitarte a que te unas al webinar «Contenidos que te diferencian. Diseña una línea editorial y establece tu identidad de marca». Será esta noche, 25 de septiembre a las 22 horas. Solo tienes que apuntarte en este enlace y recibirás el link para la reunión.

 

Escribe a diario. Sin excusas.

Descarga mi ebook de regalo y empieza a producir contenidos todos los días.

EBOOK GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies