fbpx
Mer Flores
No escribas

No escribas

Desde hace bastantes años, de vez en cuando se me acercan conocidos y desconocidos que, al saber a qué me dedico, me ofrecen unas pocas páginas, las más selectas entre lo que han escrito, y buscan un veredicto: «¿Es bueno? ¿Crees que tengo posibilidades?». La mayor parte de las veces ni siquiera necesito leer sus textos para saber qué debo aconsejarles. A muchos de ellos les doy mi mejor respuesta: no escribas.
corrector de textos

En qué consiste el trabajo de un corrector de textos

Me sucede muy a menudo: un autor contacta conmigo por primera vez y, después de ponerme en antecedentes sobre quién es y qué clase de libro ha escrito, añade algo así como «me han dicho que tal vez necesito un corrector y quería saber cuánto me costaría corregir mi obra». A veces la recomendación la ha hecho un amigo bienintencionado, otras ha sido el trabajador de una editorial. El pobre autor, con el ego algo maltrecho, acude a mí porque alguien le ha pasado el contacto pero sin saber muy bien a qué se dedica exactamente un corrector ni si voy a poner su libro patas arriba. Si compartes esas dudas y quieres saber más, te interesará este artículo.

¡Lee!

Si has llegado hasta este sitio buscando ideas o recursos para escribir mejor y aún así a estas alturas tengo que convencerte de que leas, creo que tenemos un problema. Doy por hecho que si quieres escribir es porque, al menos, habrás leído algún libro y encontrado cierto placer en ello (si no, ¿qué sentido tiene?). Sin embargo, no solo quieres leer, sino que buscas que tus lecturas te ayuden a conseguir tu objetivo de escribir mejor.
Ir arriba