fbpx

Creas posts para tu blog, páginas para tu web anunciando tus productos y servicios… te supone un poco de esfuerzo, pero lo asumes y vas avanzando. Sin embargo, hay una página que nos da muchísimo miedo: aquella en la que tienes que ser más personal, el «Sobre mí». La verdad es que sé que te cuesta hablar de ti misma para promocionar tu negocio. No estás sola: muchas hemos pasado por el mismo problema. ¿Por qué nos pasa esto? En la mayoría de los casos, tenemos arraigadas ciertas creencias falsas que nos empujan al autosabotaje. Si quieres conocerlas y librarte de ellas, lee este post.

Por qué te cuesta tanto hablar de ti misma en tu comunicación de marca?

Creencia falsa nº 1: hablar de ti es inmodesto

Nos han educado para ser sufridas, para no destacar, para no acaparar las conversaciones ni buscar ser objeto de todas las miradas. Eso está mal, van a pensar de ti que eres una engreída, te van a rechazar. Lo tenemos tan metido en la cabeza que esta es una creencia muy difícil de deshacer.

La realidad es que la mayoría de los consumidores actualmente realizan compras por motivos emocionales, si sienten que conectan con la persona que está detrás.

Si no te conocen, es más difícil que te compren.

En realidad, lo que tenemos que aprender es que meternos nosotras mismas en nuestra comunicación de marca, hablar de nosotras, no significa echarnos flores y destacar lo buenísimas que somos en todo. Así tampoco conseguirías gran cosa.

De lo que se trata es de que muestres que detrás de tu marca hay un ser humano, con sus virtudes y sus defectos, y con una personalidad que no tiene por qué gustar a todos. ¿Cómo puedes conseguir mostrarte de esta forma? El medio más sencillo es compartir historias y anécdotas sobre ti.

Creencia falsa nº 2: hay una manera correcta de hablar de ti, y tú lo estás haciendo mal

No es cierto. No hay una única manera de escribir un Sobre mí adecuado, o de humanizar tu marca incluyendo detalles personales sobre tu forma de ver la vida en tu comunicación en redes. Quien te diga esto, te miente. Por supuesto que existen fórmulas que se han probado y que suelen funcionar bien, pero la única forma de saber si a ti te va a ir bien es probar.

Por eso, ¡relájate! Empieza a experimentar, a estar más presente en tus comunicaciones de marca. Pronto empezarás a notar qué cosas te funcionan bien y podrás empezar a cambiar las que no lo hacen. Y, sobre todo, verás con qué formas te hacen sentir más cómoda. Porque, querida, si no estás cómoda no vas a disfrutarlo. Y si no te lo pasas bien, no merece la pena.

Creencia falsa nº 3: mostrarme significa exponerme, y yo no quiero eso

Lo sé, da mucho vértigo. Lo que subes a internet, es información sobre la que has perdido el control de forma inmediata. Y está a la disposición de miles de usuarios.

Todas hemos tenido miedo a la exposición. ¡Si yo te contara! La primera vez que intenté hacer un vídeo en directo acabé con un ataque de ansiedad y por supuesto sin grabar el vídeo. Pero déjame que te diga dos cosas:

  • Tú decides cuánto compartes de tu vida. No tienes por qué contar algo que no quieras. Yo comparto muchísimo en redes, y sin embargo hay facetas de mi vida que solo las comparto con mi familia y mi círculo más íntimo.
  • La gente, en general, no suele ser tan cotilla. Sí, por contradictorio que suene. Aunque están deseando leer información personal sobre ti para saber que hay una persona detrás de tu marca, no te creas que están pendientes de absolutamente todo lo que publicas y haciendo una base de datos de lo que saben sobre ti (eso se lo dejamos a Facebook y a Google 😋).

Creencia falsa nº4: no tengo nada nuevo que aportar

Nadie espera que inventes la rueda. Tus productos y servicios no tienen que ser supernovedosos. Tú no tienes por qué tener una personalidad extravagante y rompedora. La verdad es que simplemente tienes que ser tú, y a algunas personas les gustarás y a otras no, algunas personas no habrán conocido nunca un producto como el tuyo y otras sí. Lo que importa es que, si empiezas a mostrar un poco de ti misma con naturalidad, las personas que te compren a ti lo harán porque les gusta cómo eres y cómo trabajas. Así todo es más agradable, ¿no te parece?

Creencia falsa nº 5: hablar de ti no viene a cuento

Nos ha pasado a todas: pensamos que lo profesional y lo personal deberían estar separados. Y no es del todo cierto.

A mi audiencia lo que le importa es que yo sé mucho de escritura, que conozco herramientas de escritura productiva, que puedo ayudarles a superar un bloqueo creativo o que llevo más de 15 años corrigiendo de forma profesional libros de ficción y de no ficción. ¿Y a que viene entonces que cuente que soy madre de dos, que soy feminista, que me gusta tocar la guitarra, los juegos de mesa y las pelis de Star Wars? Pues aportar, lo que se dice aportar, no aporta nada. Muchas de mis clientas no coinciden en gustos conmigo. Pero mostrar esa faceta de mí misma me hace más humana.

Las relaciones online son más frías que las que son cara a cara, así que repartiendo de vez en cuando estos pedacitos de nuestra personalidad estamos mandando el mensaje de «¡Eh, que no soy un robot superprofesional, que hay una persona de verdad aquí detrás!». Y eso sí que favorece que se cierre una venta. Así que viene a cuento, muy a cuento.

¡Lánzate al storytelling en primera persona!

Cuéntame tu historiaEspero que, tras leer este post, estés ya convencida de que necesitas compartir contenidos sobre ti misma en la comunicación de tu negocio. ¿No sabes qué cosas contar o cómo hacerlo para que sea relevante? ¡Pues estás de suerte! La semana que viene, del 13 al 15 de enero voy a proponerte un reto gratuito: el reto Cuéntame tu historia, donde vamos a profundizar en estos temas. Si quieres participar, solo tienes que apuntarte en este enlace.

Escribe a diario. Sin excusas.

Descarga mi ebook de regalo y empieza a producir contenidos todos los días.

EBOOK GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies