fbpx

Publicar un buen libro de no ficción es una excelente idea si deseas ser reconocida como referente en tu sector y aumentar la percepción de valor de tus productos y servicios. Sin embargo, muchas personas no se aventuran en este tipo de proyectos porque no tienen claro por dónde empezar o qué pasos dar. ¿Y a ti, te gustaría cumplir ese objetivo? Escribir un gran libro requiere mucho trabajo, pero es más fácil si sabes qué ingredientes pueden convertir la experiencia de tus lectores en algo asombroso y que les haga volver a por más.

8 ingredientes para un buen libro de no ficción

Piensa en un libro de no ficción que realmente hayas disfrutado. ¿Qué lo hizo tan genial? ¿Por qué recomendarías este libro a una amiga? Anota esas cosas que para ti lo convirtieron en una lectura valiosa, pues probablemente deberías tener esas características en cuenta al redactar tu propio libro. Pero por si acaso te faltan ideas, aquí van 8 ingredientes que te recomiendo que incluyas en él:

1. Un buen libro de no ficción proporciona una solución a un problema

Cuando alguien compre tu libro, en lo que realmente está invirtiendo es en la promesa de estar mejor equipada para lidiar con una determinada situación. Tu libro ha de ayudar a tus lectores a enfrentarse a algún reto o superar un obstáculo. Cuando tú misma lees no ficción, estás buscando soluciones o al menos mejores formas de hacer frente a dificultades que tengas. Tu propósito como autora, entonces, es ser la guía de tus lectores para que hallen esas respuestas que necesitan.

¿Qué puedes hacer ahora?

  • Elige un tema que preocupe a tu audiencia (si no tienes claro cuál, haz una encuesta en tus redes sociales).
  • Haz una lista de entre 3 y 5 soluciones que cualquiera pueda implementar de manera inmediata y que supongan un cambio respecto de su situación actual.
  • ¿Cuál es el gancho? Esa razón por la que alguien va a querer comprar tu libro. ¿Qué tipo de transformación estás prometiendo?

2. Un gran título y un subtítulo que vende

Junto con la imagen de cubierta, el título y el subtítulo son esenciales para destacar y lograr que elijan tu libro entre todos los demás de la misma temática. Así que no dudes en invertir tiempo en crear el mejor título posible para tu libro.

El título es el gancho que atrae a tus lectores; el subtítulo es la promesa de aprendizaje o de beneficios que tus lectores van a obtener.

Claves para buenos títulos y subtítulos

El título y el subtítulo deben estar libres de paja, pero, al mismo tiempo, contener (entre ambos) la siguiente información básica:

  • Sobre qué trata.
  • Para quién está destinado.
  • Por qué deberían leerlo.
  • Cómo les beneficiará.

3.Una introducción que cause impacto

Cuando alguien compre tu libro, lo primero que leerá de ti es la introducción (haya o no un prólogo anterior). Por eso, es fundamental que sepas captar su atención y de generar confianza desde el comienzo. Una buena introducción:

  • Promete a los lectores lo que van a conseguir.
  • Establece sus expectativas para lo que vendrá a continuación.
  • Crea una atmósfera para el libro.

¿Quieres escribir una introducción impresionante?

  • Informa a tus lectores del problema que vas a resolver por ellos.
  • Adelanta parte de la solución: ¿cómo vas a ayudarles? ¿Qué les vas a enseñar?
  • ¿Por qué deberían confiar en ti? Incluye una breve reseña sobre ti, quién eres y qué te convierte en una persona capaz de ayudarles con su problema.
  • Crea la sensación de urgencia: ¿por qué es importante que resuelvan este problema AHORA?
  • Enumera los beneficios de abordar este problema con las soluciones que tú vas a proponer.
  • Llamada a la acción: cierra la introducción con una frase que provoque el entusiasmo de tus lectores y les dé ganas de seguir leyendo: «¿Estás lista para [solucionar este problema]? Entonces, ¡comencemos!».

4. Contenido directo al grano

Es muy importante que tu contenido sea muy útil y libre de repeticiones, rodeos o pelusa en general. Los lectores desconectan si tienen que buscar el contenido de valor entre otras ideas repetitivas y que no tienen un propósito concreto. Haz que tu escritura muestre lo que quieres contar sin perder el tiempo.

Método para que tus capítulos estén libres de pelusa:

  • Empieza el capítulo anunciando qué vas a contar o en qué van a avanzar en esta parte del libro.
  • Ahora, simplemente, aporta la información que tus lectores necesiten saber, algo que justifique que hayan comprado tu libro.
  • Termina con un breve resumen final, para añadir a continuación una pequeña llamada a la acción. Recuerda que no hay mejor invitación a seguir leyendo (y a dejar críticas positivas sobre tu libro) que el hecho de conseguir resultados de forma inmediata, por pequeños que sean.

5. Un buen libro de no ficción incluye contenido accionable

Si quieres que tu libro tenga éxito, necesitas aportar soluciones reales. No basta con hacer una propuesta a tus lectores: con frecuencia tendemos a presentarla de una manera demasiado teórica. Tienes que conseguir que tus lectores tomen acción. Al involucrarles en su propio viaje, la experiencia es mucho más intensa y la satisfacción será mayor.

¿Cómo lograr que tus lectores actúen?

  • Al final de cada capítulo, puedes incluir un resumen de 3-5 pasos que puedan implementar de inmediato.
  • También puedes optar por terminar con una checklist a final de capítulo, mucho más visual.
  • O incluso una checklist completa al final del libro.

6. Un buen libro de no ficción incluye experiencias personales

Pensamos que no, que compartir ciertas facetas pertenecen a nuestra vida privada, o que incluso debemos que ocultar que hemos cometido errores, porque tenemos una reputación que mantener ante nuestros lectores. La realidad es que los lectores se enamoran de los autores que son humanos. No hay nada que convenza tanto como las propias experiencias. Si les explicas que has experimentado lo mismo que ellos, confiarán en la solución que les propones.

¿Qué puedes hacer para facilitarte la tarea?

Trabaja en elaborar tu historia. ¿Qué experiencias has tenido en relación con el problema de tus lectores que buscas solucionar en tu libro? Enumera todas esas situaciones. Desarróllalas teniendo en cuenta que necesitas:

  • Un protagonista (tú, un cliente tuyo, un pariente o amigo).
  • Una situación: eso incluye crear un marco espaciotemporal que ayude a tus lectores a comprender qué sucedía.
  • Una acción: aquello que hiciste, dijiste o cambiaste que provocó el resultado final.
  • Un aprendizaje: lo que sacaste en claro de aquella experiencia.

7. Un buen libro de no ficción está escrito de forma sencilla y amigable

Escribe en un tono cercano, como si estuvieras tomando un café y charlando con amigos. Utiliza palabras sencillas de comprender, si empleas un lenguaje muy sofisticado o intentas parecer demasiado culta, tus lectores desconectarán de inmediato. No buscan erudición, quieren a alguien que comprenda sus problemas y pueda ofrecer consejos y sugerencias útiles.

¿Cómo escribir de forma sencilla?

  • Acorta las frases siempre que puedas.
  • Evita las palabras que no usas habitualmente.
  • Evita sonar a profesor dando una clase magistral.
  • Demuestra paciencia y comprensión.
  • No cambies de un tono formal a otro más informal en las distintas partes de tu libro, intenta ser correcta pero cercana en todo momento.

8. Un buen libro de no ficción es profesional

Después de tantas horas de esfuerzo que has dedicado a tu libro, vas a publicarlo. No olvides que el aspecto exterior es tan importante como el contenido. Por eso, debes asegurarte de que tu libro es, también en su forma, un buen libro. Si publicas un libro descuidado y con errores, tus lectores sacarán la conclusión de que no eres lo suficientemente profesional.

Qué hacer para que tu libro tenga un formato correcto

  • Comprueba que tu libro no contenga faltas de ortografía.
  • Asegúrate de que no haya errores gramaticales.
  • Cuida que el texto esté bien formateado (maquetado) con una distribución adecuada en la página, negritas y cursivas bien empleadas…
  • La imagen de la cubierta ha de ser de calidad y que llame realmente la atención.
  • No te recomiendo, en absoluto, que hagas estas tareas tú misma, salvo que realmente sepas lo que estás haciendo. Por muy buena nota que sacaras en lengua o muy bien que se te dé usar Word, nada sustituye al trabajo de un profesional. Si quieres que tu libro te haga quedar bien, tienes que invertir un poco en él.

Planifica tu estrategia paso a paso

Ahora que ya sabes qué ingredientes necesitas para crear un buen libro de no ficción que te posicione en tu nicho, toca empezar a trabajar. ¿No sabes cómo hacerlo? ¿Te gustaría que alguien te ayudara a elegir un tema viable, a desarrollar una buena estructura y a organizar el trabajo para que realmente cumplas con tu objetivo en el tiempo propuesto? Solicita una asesoría conmigo y hablaremos de tu libro. 🙂

 

Escribe a diario. Sin excusas.

Descarga mi ebook de regalo y empieza a producir contenidos todos los días.

EBOOK GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies