fbpx

¿Sabes lo que es el lector ideal? Una parte importante de las consultas que recibo últimamente vienen de emprendedoras (o de mujeres que están pensando en emprender) que necesitan escribir para implementar su estrategia de marketing de contenidos. Casi todas están ya familiarizadas con un concepto muy importante para su negocio: el cliente ideal. Sin embargo, no están teniendo en cuenta otro avatar muy importante: el del lector ideal.

Si eres bloguera por tu emprendimiento, uno de los mayores errores que puedes cometer es escribir tus posts dirigiéndolos a un público cualquiera. Al hacerlo así, no atraes a nadie.

Tu cliente ideal

Aunque es un avatar sobradamente conocido, no está de más recordar quién es el cliente ideal, para poder diferenciarlo del personaje que nos ocupa hoy.

El cliente ideal es una representación imaginada de quien estará interesado en comprarte. Está, por lo tanto, orientado a los productos que estás ofreciendo. Comparto unas características básicas que formuló mi amiga Azucena Caballero:

  • Necesita o desea lo que estás ofreciendo.
  • Quiere trabajar contigo.
  • Tiene dinero para gastar.
  • Se compromete.
  • Es fácil de encontrar.

¿Quién es tu lector ideal?

El lector ideal también es una representación, pero tiene características diferentes.

  • Una persona interesada en leer tu contenido, está pendiente de los nuevos posts de tu blog, te sigue en redes sociales o está suscrita a tu boletín.
  • Le atrae tu tema.
  • Hace búsquedas relacionadas con tus palabras clave.
  • Comenta tus publicaciones, las comparte.
  • Te recomienda como autoridad ante sus amigos y contactos. (Este punto y el anterior son esenciales, en mi opinión: tu lector ideal evangeliza y te ayuda a encontrar a tu cliente ideal, aunque no sea él mismo).
  • Te avisa cuando detecta un tema que puede ser de tu interés.

Puede que alguno de tus lectores ideales sea también cliente; pero ni todos tus lectores son clientes ni todos tus clientes te leen, ¿verdad?

¿Por qué crear un avatar de lector ideal?

  • IMPACTA DE VERDAD: Si no has diseñado tu lector ideal, te resultará difícil crear contenidos que realmente impacten a tu audiencia y obtengan la atención que merecen, lo que sería una pena, dado el esfuerzo que inviertes en esta tarea.
  • THINK BIG: Podrías escribir para tu cliente ideal, pero tu cliente está enfocado en los productos que tienes ahora mismo. Puede que, incluso, tengas varios clientes ideales porque tengas productos muy diferentes. Tu lector ideal, sin embargo, tiene un interés general por tu nicho, por los temas que sueles tratar.
  • INVERSIÓN DE FUTURO: Tu lector ideal puede darte pistas de nuevos productos que puedas crear en el futuro. Es como una «cantera» de futuros clientes. A mí me ha pasado algunas veces: ahora mismo soy clienta de algunas mujeres a las que llevaba leyendo años. No les compraba nada, porque en ese momento no tenía necesidad de lo que ofrecían. Pero cuando la necesidad surgió, tenía muy claro con quién quería trabajar.
  • EDUCACIÓN: También es posible que algunos de tus lectores sí te necesiten, pero no sean conscientes de ello. Por eso, tus posts tendrían que tener una función educativa por encima de todo. Solo una parte de tus publicaciones deberían orientarse a tu cliente ideal y estar enfocadas a la venta, el resto deberían escribirse pensando en tu lector ideal.
  • AFINA TU ESTILO AL ESCRIBIR: Por último, y creo que más importante, hablar con un lector ideal es más sencillo que hacerlo con toda tu audiencia. A veces, el ser consciente de que te van a leer muchas personas te hace intentar escribir al gusto de todos, traicionas tu propio estilo. Escribir para un único lector, tu lector ideal, es un gran truco para inyectar tu auténtica personalidad en tu escritura, ser tú misma y mejorar (aunque parezca una contradicción) tu relación con tu audiencia.

Imagina

En realidad, es más fácil de lo que parece.

Imagina a alguien que cumpla las condiciones: que le interese lo que sueles publicar en tu blog hasta el punto de estar pendiente de tus nuevos contenidos, que le atraiga tu tema principal, que sea activo y comparta/comente tus publicaciones, que te recomiende a otros y que te pide que des tu opinión sobre otros temas.

Responde lo que te diga tu instinto para ir perfilando. Lo primero, ponle un nombre. ¿Es un hombre o una mujer? ¿Qué edad tiene? ¿Con quién vive? ¿Dónde vive? ¿Cuál es su nivel de educación? ¿Está trabajando actualmente? ¿Cuál es su nivel de ingresos? ¿Dónde suele pasar el rato? ¿Qué es lo que más le gusta de tu blog? ¿Qué crees que no le gusta nada cuando busca información sobre algún tema? ¿A qué hora suele leer tu blog? ¿Qué tipo de posts prefiere?

Ahora, crea tu lector ideal

Es importante que tengas claro que tus lectores no van a cumplir este perfil exacto. Es decir, no estás describiendo a una persona real, pero tú vas a crearla y convertirla en real. Al escribir para ella, te sorprenderá los cambios que vas a empezar a notar en tus textos. Por ejemplo, yo en este blog escribo para Violeta. Ella no existe de verdad, pero para mí es una persona real. Y en mi experiencia, la mayoría de mis lectoras tienen al menos un par de cosas en común con ella.

Con el tiempo, puedes ir haciendo algunos cambios en el perfil de tu lector ideal. ¡Es lo bueno de un avatar, que puedes hacerlo a medida!

¿Quieres que te ayude a diseñar el tuyo? Únete a mi grupo de Telegram Escribe más y mejor y te guío en la tarea.

 

Escribe a diario. Sin excusas.

Descarga mi ebook de regalo y empieza a producir contenidos todos los días.

EBOOK GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies