fbpx

5 consejos para mejorar tu storytelling

El storytelling es una herramienta superútil para ayudarte a lograr tus objetivos si quieres apostar por la comunicación en tu negocio o proyecto. De sus muchos beneficios ya he hablado en otra ocasión en este blog. Pero muchas personas tienen la creencia de que para narrar buenas historias hay que tener un talento literario natural y que, por lo tanto, esta habilidad está totalmente fuera de su alcance. ¡Eso no es cierto! En este post te voy a dar 5 consejos para mejorar tu storytelling y que tus historias sean mucho más convincentes.

5 consejos para mejorar tu storytelling

Tú puedes ser una narradora fabulosa

Tienes una narradora dentro, deseando salir. El lenguaje nació en los seres humanos, probablemente, por la necesidad de colaborar. Para cooperar mejor es necesario transmitir conocimientos, y los conocimientos se asimilan a través de historias. Todos los grupos humanos primigenios tienen presencia de narraciones orales. Es algo asociado a nuestra especie.

Sin embargo, es la socialización actual la que te ha convencido de que no tienes talento para narrar. No se te ha enseñado a desarrollar este hábito y es normal que te sientas algo insegura.

Quiero tranquilizarte en esto: narrar es una técnica, y, como todas las técnicas, puede aprenderse. Es más, es sencilla de aprender, porque llevamos toda nuestra vida expuestas a historias de todo tipo y, aunque no seamos conscientes, sabemos más de lo que creemos.

A pesar de todo, echa un vistazo a los consejos que voy a compartir contigo a continuación, que creo que pueden ayudarte mucho a narrar mejores historias.

1. Abre tu corazón

Esto puede que te dé un poco de miedo. Es normal. Compartir tus miedos, emociones y anécdotas de la vida cotidiana puede ser realmente aterrador. Te entiendo. Lo fácil es mostrar solo las cosas buenas que te pasan, o compartir solo la superficie. Pero eso no genera confianza. Para contar buenas historias, tienes que abrir tu corazón y compartir también historias que no te hagan quedar bien en todo momento. Habla de tus miedos, de tus debilidades, de tus errores. Sé sincera y transmite desde la autenticidad.

2. Usa tu propia voz

Tienes que ser tú misma. Igual que muchas personas tienen la tendencia (mayor o menor) a utilizar citas de personajes conocidos o refranes populares, muchas otras sin darse cuenta siquiera toman palabras o expresiones de aquellas a quienes admiran. No pasa nada si se trata de una nota de color, de algo ocasional, pero si el 90 % de tus palabras no responden a tu manera de hablar, en realidad no estás mostrando quién eres y cómo haces las cosas.

¿Eres de las que dan muchos rodeos, saltos adelante y saltos atrás, mientras estás contando alguna historia o anécdota? ¿O prefieres ir directa al grano? ¿Te van las frases largas, con muchas subordinadas, o eres más concisa? ¿Usas palabras de andar por casa o buscas utilizar palabras muy bien seleccionadas? ¿Tienen cabida en tus textos los chistes, las digresiones, las exageraciones?

Tienes que descubrir cuál es tu estilo. Hagas lo que hagas no vas a conseguir gustar a todos, pero si encuentras tu verdadera voz conectarás de verdad con las personas adecuadas, y eso te ayudará a mejorar tu storytelling.

3. Tu tribu también es parte de tu historia

Un truco infalible para ser mejor narradora de historias es que utilices recursos para incluir a tu público en tus historias.

  • Hazles preguntas. Da igual si estás narrando en un texto, en un vídeo en directo o en algo grabado. Si haces preguntas e invitas al diálogo, tu interlocutor se siente incluido.
  • Incluye en tu historia referencias a tu audiencia, del tipo «No sé si alguna vez te ha pasado», «Seguro que me entiendes en esto», «Si alguna vez has hecho X, sabrás que…».
  • Cuenta los relatos que te lleguen a través de tu público. Si te escriben por privado para consultarte algo y te parece interesante, conviértelo en una de tus historias (por supuesto, elimina todos los datos personales o que puedan servir para identificar a la persona).

4. Analiza a otros storytellers

Elige a una o dos personas que te gusten por su forma de transmitir historias a su audiencia y síguelas. Cada vez que veas que comparten un relato sobre algo, guárdalo. Y proponte dedicar 15 minutos a la semana a ver o leer uno de esos relatos y tomar unas pocas notas de qué es lo que más te ha gustado. Intenta aplicar lo que aprendas a tus propios relatos.

5. Constancia, constancia, constancia

Si solo pudiera darte un consejo, sería este. La única manera de mejorar tu storytelling es contar muchas historias con mucha frecuencia. Dicen que la práctica hace al maestro, y estoy completamente de acuerdo. A contar mejores historias se aprende contando historias. Así que practica, practica y sigue practicando.

Cuéntame

En este post te he dado 5 consejos muy sencillos para que empieces a soltarte y a mejorar tu storytelling. Ahora, me gustaría que me contaras: ¿cómo te sientes en este aspecto? ¿Te encuentras dificultades o disfrutas el storytelling? Cuéntame, estaré encantada de ayudarte.

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

En esta guía, encontrarás mis 7 trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. ¡Déjame tu correo y te la mando!

Comparte este post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Otros posts similares:

El binomio fantástico (Ficción en monodosis, 1)
Entre los ejercicios para desbloquear la creatividad, uno de mis favoritos es el binomio fantástico. Se trata de un ejercicio creado por Gianni Rodari y sus resultados siempre son mágicos. Lo mejor es que puedes sacar infinitas historias, repite el proceso tantas veces como quieras y el resultado siempre será…
Sigue leyendo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta guía, encontrarás mis siete trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. 

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

Guía para escribir más en menos tiempo