fbpx

La premisa: el faro de tu novela

¿Por dónde debes empezar si quieres escribir una novela? Sin ninguna duda, por la premisa. Da igual si eres una escritora de brújula o de mapa… Si quieres que tu novela esté bien trazada y siga una dirección, necesitas comenzar por una buena premisa.

La premisa: el faro de tu novela

¿Qué es la premisa?

La premisa es un resumen de tu novela en solo una o dos frases. No aparecen en ella nombres o localizaciones, pero sí una visión general del tipo de personaje, el conflicto que va a surgir y la dirección que va a tomar la novela. Es como un elevator pitch o discurso del ascensor para tu novela.

(Si no te suena el concepto de discurso del ascensor, te lo explico: es una expresión de marketing que sirve para definir aquella explicación breve y perfecta que daríamos a alguien con quien compartimos solo un viaje en ascensor. Debe ser tan convincente que esa persona quede cautivada).

Te dejo algunos ejemplos:

Un hobbit sin experiencia hereda un anillo mágico y debe viajar a una tierra lejana para destruirlo (El señor de los anillos).

Un ambicioso doctor realiza un experimento para crear vida a partir de restos humanos sin considerar las posibles consecuencias (Frankenstein o el moderno Prometeo).

Un niño superdotado es engañado para enfrentarse a un ejército alienígena, pensando que solo está jugando un juego (El juego de Ender).

¿Qué características tiene una buena premisa?

  • Una buena premisa debe ser breve: entre 15 y 25 palabras.
  • Ha de contener de forma sintética la información imprescindible de la novela:
    • El personaje: sin nombre (el nombre es irrelevante para la premisa). Nómbralo usando una característica definitoria: hobbit inexperto, ambicioso doctor, niño superdotado.
    • Incidente: aquello que sucede al principio que desencadena la acción.
    • Conflicto: el problema central que permanece en toda la novela y que hay que resolver.
  • Debe ser el faro que guía toda tu novela: la premisa no solo debe estar presente en el inicio de la novela (el planteamiento). ¿Qué hay del resto del libro? La premisa debe estar ahí, sirviendo de guía en cada página. Si la planteas de forma magistral en las primeras páginas, para luego descubrir a los pocos capítulos que la novela ha de seguir otra dirección, no solo has planteado mal la premisa: es que tus lectores pueden sentirse traicionados.

¿Cómo construir la premisa de tu novela?

En mi opinión, para dar con una buena premisa debes tener en cuenta tres preguntas importantes:

  • ¿Qué idea inspiró tu historia? Toma esa chispa inicial, su esencia debería estar dentro de tu premisa.
  • ¿Qué es lo que te enamoró de esta historia? Define qué la hace diferente de las demás ideas que vienen a tu mente.
  • ¿Cuál es el mayor conflicto y en qué dirección impulsa a tus personajes? La premisa debería guiar toda tu novela, como el hilo de Ariadna. Así que, aunque no desveles en ella lo que va a suceder, sí que tiene que estar manifestada esa dirección.

¿Y la tuya?

¿Tienes ya diseñada la premisa de tu novela? ¿Cumple todas las condiciones? Únete a mi Club de escritoras y lo discutimos. Es completamete gratuito. ❤

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

En esta guía, encontrarás mis 7 trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. ¡Déjame tu correo y te la mando!

Comparte este post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Otros posts similares:

Escritora de brújula o de mapa
¿Escritora de brújula o de mapa?
Escribir una novela es un trabajo duro pero también muy estimulante. A menudo, es el primer proyecto de escritura largo de tu vida. Y en los círculos de escritores se suele decir que hay dos formas de afrontar esta tarea, dos tipos de escritoras: la escritora de brújula y la…
Sigue leyendo

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta guía, encontrarás mis siete trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. 

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

Guía para escribir más en menos tiempo