fbpx

Tengo que hacerte una confesión: aunque llevo muchísimos años blogueando, no siempre me he organizado bien. Desde que escuché hablar por primera vez de lo que era un calendario editorial, pasaron años antes de que me animara a probar a funcionar con él. E incluso cuando lo probé, no me convenció del todo. Implementé varios sistemas diferentes, y todos los acababa abandonando. Hasta que por fin hallé mi momento y mi forma. Y fue tan liberador que hoy quiero contarte algunos de los motivos por los que ya no sería capaz de vivir sin un calendario de contenidos.

Razones para enamorarte de tu calendario editorial

 

Mi calendario editorial: una historia de (des)amor

Lo admito. La relación entre mi calendario editorial y yo no fue un amor a primera vista. En realidad fue más bien como esas comedias románticas megacursilonas tipo chica-conoce-chico e inmediatamente chica-detesta-a-chico, o más bien un proceso así:

  • Chica (o sea, Mer) conoce lo que es un calendario editorial
  • Chica siente que es muy difícil y no es para ella
  • Chica se declara un espíritu libre anti-calendario
  • Chica tiene problemas de organización
  • El calendario parece majo, no está tan mal
  • Chica intenta convivir con el calendario
  • Desastres, desastres, desastres
  • Chica se enamora del calendario
  • Y fueron felices y comieron perdices

En fin, que ahora mismo el calendario editorial es una herramienta imprescindible para mí, no podría vivir sin él, y no quería dejar de compartir contigo los motivos de mi amor por él. ¿Te conquistará a ti también?

Razones para tener un calendario editorial

Crear un calendario de contenidos es una de las mejores decisiones que tomé para mi blog. Me ayuda a realizar un seguimiento, garantizar que mi contenido esté equilibrado, a centrarme en el contenido que mis lectores realmente quieren leer y, sobre todo, ¡me ahorra muchísimo tiempo!

#1: Te ayuda a elegir las mejores ideas

La mejor amiga de tu calendario editorial es la lista de ideas para tu blog. Siempre trabajan juntos. Es una buena idea tener un método portátil de recolección de ideas, para que no se te escape ninguna sea cual sea la fuente que te la ha proporcionado, pero cuando te toca planificar tus contenidos, esa lista ha de estar delante de ti para elegir las mejores ideas y organizar el calendario. Eso significa que siempre vas a elegir la mejor idea posible, no la última idea-flechazo que se te ha ocurrido.

#2: El calendario editorial te equilibra

Tener un contenido equilibrado es muy importante para el SEO, además de ser útil para tus lectores. Si codificas por colores tanto tu lista de ideas como las publicaciones que emplazas en tu calendario editorial, te resultará muy fácil ver qué categorías tienes que potenciar (para que todas las de tu blog tengan aproximadamente el mismo contenido y Google se enamore de él).

#3: Te ayuda a complacer a tus lectores

Si no planificas el contenido de tu blog, lo más seguro es que acabes siendo bastante impulsiva en cuanto a qué tipo de contenidos desarrollas y publicas. Planificar con antelación te vuelve más estratega y te hace pensar en qué tipo de contenidos quieren encontrar tus lectores, qué palabras clave debes potenciar y qué temas necesitas desarrollar más. El contenido de tu blog será menos aleatorio y mucho más coherente.

#4: Te ayuda a crecer en tu negocio

Como complemento a lo explicado en el apartado anterior, añadiré que un buen calendario editorial te ayuda a tener en cuenta las necesidades de tus lectores pero equilibrarlas con los lanzamientos y promociones de tu negocio, de modo que todo tendrá una estructura muy sólida.

#5: Con un calendario editorial eres más organizada

Se acabó el anotar cada cosa en una libreta, en un ticket de la compra arrugado, en una nota en el móvil que nunca más vas a abrir. Cuando tienes un sistema de trabajo en funcionamiento, sabes en qué lugar va cada cosa, nunca pierdes nada (ni te olvidas), y puedes realizar con facilidad un seguimiento de lo que viene y qué tarea debes hacer a continuación.

#6: No volverás a perderte ningún evento

¿Alguna vez te has dado cuenta demasiado tarde de que no habías contado con eventos de tu negocio o de tu vida de cara al blog?

  • Eventos estacionales: la vuelta al cole, San Valentín, Navidad, Halloween, San Jordi. Días mundiales de algo relacionado con tu negocio. Son fechas que tal vez te interesa tener en cuenta (y escribir contenido adecuado).
  • Tus eventos personales: un viaje, las vacaciones de tus hijos, la boda de aquel primo del pueblo. Si sabes que no vas a estar disponible (o vas a tener menor disponibilidad) puedes anticiparte y crear contenido por adelantado. Así tus lectores reciben lo que esperan de ti pase lo que pase. 🙂

#7: Tu calendario editorial te ahorra tiempo

Cuando escuché hablar por primera vez del calendario editorial, pensé que implementarlo me iba a llevar demasiado tiempo, algo que a mí no me sobraba. Después descubrí que invertir un ratito de vez en cuando a nutrir mi calendario me ahorra muchísimo tiempo.

Si sumas los ratitos que dedicas a hacer lluvia de ideas, a elegir la que más te gusta, a decidir el enfoque que vas a darle, cómo comenzar, ver que no tienes claro qué incluir y qué no… pierdes bastante tiempo antes de empezar a escribir. Planificar un calendario editorial significa que todo esto no volverá a sucederte. Periódicamente tienes una sesión para organizar tus contenidos y tomas decisiones. El resto del tiempo, simplemente ejecutas tu plan. ¡Sin vacilar!

#8: Es el mapa de carreteras de tu blog

Jamás tiro mis calendarios editoriales. Me sirve para dar un vistazo rápido a la evolución de mi blog. Tener todo en un solo lugar, planificar con anticipación, poder realizar un seguimiento del estado de las publicaciones de mi blog de forma global y poder encontrar todo de manera rápida y fácil hace que esta herramienta se haya convertido en una de mis favoritas para mi trabajo en el blog.

Cómo crear un calendario editorial que realmente haga que todo funcione

Como te decía al principio de este post, mi relación con el calendario de contenido ha tenido muchos altibajos. Me ha costado encontrar un sistema realmente práctico y fluido. 

Y uno de mis problemas fue la falta de información. Me sobraban artículos alabando las maravillas de un buen calendario de contenidos, cuando yo lo que necesitaba era un paso a paso detallado para conseguir que todo funcionara. 

Por eso, he decidido profundizar hasta el mayor detalle posible en mi curso Blogueras desestresadas. En este curso puedes aprender no solo todos los secretos de un buen calendario editorial, sino otros muchos trucos excelentes para optimizar el trabajo que dedicas a tu blog y dejar el estrés y el cansancio completamente fuera de la ecuación. (¡Y si te animas a unirte, está de promoción ultrarrebajada hasta el 6 de septiembre!).

 

Escribe a diario. Sin excusas.

Descarga mi ebook de regalo y empieza a producir contenidos todos los días.

EBOOK GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies