fbpx

¿Con qué frecuencia utilizas las teclas «borrar» o «suprimir» de tu ordenador? Un estudio realizado por Microsoft demostró que las tres teclas más utilizadas son: 1) La barra espaciadora, 2) La letra e, 3) la tecla retroceso (borrar). Si es la tercera tecla más utilizada (más que otras letras, más que el intro), sin duda borramos demasiado.

¿Sabías que en realidad revisar tus textos según vas escribiendo es un hábito poco recomendable? En un artículo que publiqué hace pocas semanas te explicaba en qué consiste la etapa de edición, y que en realidad no debe mezclarse con la fase de escritura. Pero, cuando revisar es ya un hábito adquirido, ¿cómo acostumbrarse a simplemente escribir? No te preocupes, que voy a darte algunas pistas.

Por qué no debes corregir mientras escribes

  • Para que el proyecto avance: si tienes poco tiempo y te dedicas a darle vueltas a ese párrafo que estás escribiendo, a cambiar una expresión por otra, a pensar si suena o no suena bien una frase, el número de palabras por cada sesión será muy bajo. Tardarás mucho más en finalizar el número total de palabras que te habías propuesto.
  • Para evitar romper el flujo creativo: ¿Cuántas veces, en una conversación, pensamos que queremos decir algo pero mientras atendemos a lo que está diciendo nuestro interlocutor se nos olvida? A mí me ha pasado en cientos de ocasiones que cuando he terminado de darle la forma correcta a una frase ya se me ha olvidado la idea que tenía en la cabeza y no sé lo que quería escribir a continuación.
  • Por efectividad: la escritura es una labor creativa (incluso si no escribes literatura: cuando escribes no ficción también estás creando) y la revisión es analítica. Ambas actividades están dirigidas por una parte diferente de nuestro cerebro. Si las realizamos a la vez, se están interrumpiendo mutuamente. Eso significa que no llegamos a desarrollar todo nuestro potencial en ninguna de ellas.
  • Porque corregir mientras escribes no te ahorra trabajo: nada te libra de la fase de edición. Por mucho que corrijas una y otra vez mientras escribes, no podrás librarte de una revisión final si quieres que el texto quede bien: créeme, no ganas tiempo, sino todo lo contrario.

Trucos para evitar corregir mientras escribes

  • Algunos editores de texto tienen la opción de trabajar en modo Hemingway. Este es un sistema de trabajo que impide que utilices las teclas borrar y suprimir. Su nombre se debe a Ernest Hemingway, a quien se atribuye la famosa frase «escribe borracho, edita sobrio». Varias de las aplicaciones para procesar textos que te recomendé en este artículo tienen el modo Hemingway incorporado. Al principio es bastante frustrante porque no puedes borrar nada de nada, pero puede ser una buena terapia de choque.
  • Si no quieres una solución tan radical, te propongo que intentes enfocarte únicamente en la oración actual. No leas ni revises nada que no esté en la frase en la que estás trabajando ahora mismo. Esto te permite corregir sobre la marcha pequeños errores de mecanografía, pero únicamente eso.
  • Trabaja por bloques de tiempo: a mí es un sistema que me funciona genial. Se trata de poner en marcha un temporizador por un tiempo determinado y enfocarte exclusivamente en una tarea. La duración depende de ti: el método Pomodoro habla de 25 minutos, aunque mis amigas Azucena Caballero y Mireia Long proponen 60 minutos y obtengo mejores resultados. Durante el tiempo que esté en marcha el temporizador, enfócate en escribir, sin borrar ni corregir nada, sigue avanzando sin más, a ver cuántas palabras eres capaz de escribir. Ya revisarás en otro momento.
  • Déjate notas a ti misma: este truco me funciona genial. En lugar de pararme a darle vueltas a una frase que sé que no está perfecta, transcribo la idea como mejor se me ocurre en ese momento y añado una breve nota para mí misma. Como lo que quiero es no perder ni un segundo, lo que suelo hacer es activar el Bloqueo Mayúsculas y escribir, por ejemplo, REVISAR REDACCIÓN. También me sirve para cuando quiero citar otro texto o página web (añado BUSCAR REFERENCIA o COMPROBAR TÍTULO), o cuando soy consciente de que estoy usando mucho una palabra (SINÓNIMOS). En la fase de revisión, estas autonotas me ayudan a trabajar mejor, pero no pierdo el tiempo cuando estoy escribiendo.

Espero que estos trucos te hayan resultado interesantes y que te animes a ponerlos en práctica. ¿Has probado alguna vez a escribir sin corregir sobre la marcha? No dejes de contarme cómo te va. 🙂

Que a tus posts no les falte nada

Descarga una lista con todos los elementos clave para lograr que tus posts enamoren a tus lectores y a Google, y accede también a una clase gratuita.

LISTA
+
CLASE
GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la Política de Privacidad, haz clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descarga una checklist con los diez elementos clave y accede también a una clase gratuita.

Que a tus posts
no les falte nada