fbpx
Mer Flores

Talento para escribir: desmontando el mito

Comparte este post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Llevo algo más de 16 años ayudando a escribir, en proyectos muy diferentes, y si tuviera que resumir toda mi carrera en una sola línea sería que me dedico a combatir una creencia falsa: «A mí me gustaría mucho saber escribir, pero no se me da bien». Y es que la imagen de un escritor inspiradísimo, que aporrea sin parar las teclas de una máquina de escribir (en la imagen clásica) o de un ordenador (la actual) forma parte del imaginario colectivo. ¡Y es un mito! Tranquila, que en este post voy a explicarte por qué el talento para escribir es, sobre todo, un mito, y qué debes hacer si quieres escribir mejor y dejar de decir que no tienes talento.

Talento para escribir: desmontando el mito

El mito del escritor inspirado

Todo el mundo (escritor o no) tiene en su vida arrebatos de inspiración creativa. Obviamente, si realizas actividades creativas con frecuencia esto te sucederá más. Pero, por desgracia, el cine y la literatura han contribuido a crear una imagen distorsionada de lo que hace un escritor.

  • Si no está inspirado, debe estar parado, quejicoso y depresivo.
  • Cuando tiene un arrebato de inspiración, entonces sí se pone a aporrear teclas sin parar.
  • Cuando está inspirado, puede pasar días escribiendo, sin apenas notar cansancio (¡gracias, café doble!).
  • Al cabo de un plazo de entre unas horas y una semana, el escritor aparece con un tocho de papeles: la novela terminada que necesita una editorial.

Siento desengañarte, pero esto es solo cine. La realidad es bien distinta. Pero tenemos esta imagen en la mente y surgen las comparaciones… y siempre salimos perdiendo.

Los buenos escritores no son los que se inspiran y escriben un montón de páginas. Son los que trabajan y desarrollan su habilidad. Y un texto perfecto a la primera… es algo que no sucede casi nunca.

El talento para escribir existe (y ayuda)

Por supuesto que existe el talento para escribir, no te lo niego. La escritura es una técnica, y, como tal, hay personas que por naturaleza la desarrollan mejor que otras.

Sucede lo mismo en otras técnicas: fíjate en mí, yo soy malísima en deportes, y no es mi falta de talento natural (que también), es que me aburre, no me interesa y no lo practico. Así que si un día me da por pegarme una carrera parezco un pato mareado y me agoto a los treinta segundos. Pero oye, esos atletas tan impresionantes que participan en las olimpiadas no están ahí por designio divino: se han pasado media vida entrenando seis o siete horas diarias.

Por supuesto que tener cierta habilidad innata nos allana el camino, especialmente al principio. Pero no te equivoques: la escritura es una técnica, y como tal se puede aprender y se puede mejorar.

¿Qué puedo hacer para tener más talento para escribir?

Te acabo de explicar que puedes desarrollar tu talento para escribir… y espero haberte convencido. Por desgracia, es una creencia muy extendida y el motivo por el que mucha gente abandona la idea de escribir o se bloquea cuando tiene que hacerlo por necesidad, por ejemplo para el trabajo.

Voy a proponerte tres cosas que puedes hacer para mejorar tu habilidad a la hora de escribir:

Leer más (y mejor)

Cuando lees habitualmente, es más sencillo que empieces a integrar, aunque sea de forma subconsciente, ciertas técnicas de los buenos escritores. Por eso, te invito a que leas mucho, todo lo posible. Lee libros y artículos sueltos, en papel y en digital. Lee temas de tu nicho, otros que no sean de tu nicho, lee también literatura. Lee incluso libros malos.

Da un paso más allá y lee mejor. Reflexiona sobre lo que lees. ¿Qué opinas de cómo está expresada la idea que quiere transmitir ese texto? ¿Crees que conecta con el lector? ¿Qué hace que sea un buen texto, que te guste? Por el contrario, ¿qué crees que podría mejorar? Anota todas estas cosas para tenerlas en cuenta cuando te toque escribir a ti.

Escribir más

Como ya te decía antes, nadie llega a ser un deportista de élite sin entrenar. Da igual el talento que tengas de partida, si no lo desarrollas no te sirve para nada. Si abandonas sin haber practicado, nunca sabrás a dónde podías llegar.

Para escribir mejor, simplemente practica a menudo. Ray Bradbury proponía un reto en su libro Zen en el arte de escribir:  redactar un relato cada semana durante un año. Proponía un relato porque él se dirigía a escritores de ficción, pero si lo tuyo es la no ficción puedes intentar hacer el mismo reto escribiendo un post, que también es un texto breve. El caso es que, según Ray Bradbury, es imposible escribir 52 relatos malos seguidos. Por lo tanto, si escribes 52 textos, seguro que acaba saliendo algo de valor.

Aprender técnicas

Siguiendo la metáfora del deporte, los deportistas suelen tener un entrenador. Aprender trucos y técnicas, aceptar retos o realizar ejercicios son buenos hábitos si quieres aprender o mejorar tu habilidad como escritora. Puedes leer libros sobre escritura, contratar asesorías o simplemente seguirme y bucear por este blog, que está lleno de consejos (y añado nuevos posts cada semana).

Olvídate del mito del talento

Pensar que no tienes talento para escribir te perjudica, porque te frena a la hora de seguir practicando. ¿Qué tal si te liberas de esa carga? Aquí me tienes para ayudarte. Contacta conmigo en cualquiera de los medios que tienes aquí abajo. Mándame un mensaje con tus dudas y obstáculos y te responderé lo antes posible. ¡Estoy deseando que charlemos!

Guía 7 trucos

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

En esta guía, encontrarás mis 7 trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. ¡Déjame tu correo y te la mando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En esta guía, encontrarás mis siete trucos infalibles para escribir más en menos tiempo. 

Deja de sentir que te faltan horas para escribir

Guía para escribir más en menos tiempo
Ir arriba